Público
Público

Prisión incondicional para las empresarias acusadas de financiar a ETA

El juez Garzón considera que las dos hermanas están muy próximas ideolóicamente a la banda y que "tienen la vía" abierta para seguir colaborando con ella 

EFE

El juez Baltasar Garzón ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de las dos hermanas empresarias detenidas ayer en Orio (Guipúzcoa), María Isabel y Blanca Rosa Bruño Azpiroz, a las que acusa de colaborar con ETA y de haber pagado 6.000 euros de forma voluntaria a la banda armada.

En un auto de prisión, el juez, que las ha interrogado durante la mañana, considera que las dos hermanas están muy próximas ideolóicamente a ETA y que "tienen la vía" abierta para seguir colaborando con la banda.

Durante el interrogatorio, ambas han reconocido haber recibido dos cartas de extorsión de ETA, que les llegaron entre 2003 y 2005, pero han asegurado que no pagaron lo que se les pedía, que, según el juez, ascendía a 120.000 euros en la primera misiva y a unos 30.000 en la segunda, cantidades de las que ellas negociaron una rebaja y pagaron sólo 6.000 euros.

Más noticias de Política y Sociedad