Público
Público

El PSC echa el resto en el Sant Jordi

Los socialistas exprimirán al máximo el voto útil en un mitin efectista con Zapatero y González

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSC se aferra a dos de sus tótems: el Palau Sant Jordi y Felipe González. Hacía cuatro años que no afrontaba el reto de meter a 20.000 almas en su escenario más mítico. En las pasadas generales la fecha escogida era el 11-M pero los atentados de Madrid obligaron a suspender el mitin de Zapatero y del entonces president Maragall. En la última campaña catalana Montilla y Zapatero se conformaron con el Palau Blaugrana.

La intensa campaña socialista echa el resto para movilizar y que no se les escape ni un voto el domingo. Estos últimos días, después de que haya cundido la sensación de que Zapatero lo tiene hecho, CiU, ERC e ICV-EUiA han intentando desarmar las apelaciones de Carme Chacón al voto útil. Esta salió ayer al paso poniendo en duda la utilidad de apoyar a las minorías para frenar al PP.

Escenario de promesas

El Sant Jordi no sólo es escenario de grandes mítines, también de solemnes promesas. En noviembre de 2003, poco antes de que naciera el primer tripartito, Zapatero pronunció aquello de 'apoyaré el Estatut que apruebe el Parlament'.

Después las circunstancias le llevaron a aprobar un Estatut que no era 'exactamente' el salido de la Cámara catalana.

En las europeas que se celebrarían meses después el jefe del ejecutivo afirmó que devolvería el castillo de Montjuïc a Barcelona. Tardó pero se hizo. José Bono, ex ministro de Defensa y que ahora se postula para presidir las Cortes pese al PSC, puso múltiples trabas.

Estos días José Zaragoza, secretario de organización del PSC, ha preparado los detalles. También con el equipo de Zapatero, que lanzará 'un mensaje' en clave catalana. Quedará claro que, pase lo que pase el 9-M, Montilla seguirá presidiendo la Generalitat.

En la calle Nicaragua hay quien, incluso, sueña con la mayoría absoluta después de los cara a cara. Si el PSC mantiene apoyos y CiU y ERC confirman su tendencia a la baja se mantendrá la distancia con el PP, de quien se da por seguro que recuperará dos o tres diputados catalanes.

Pero un batacazo nacionalista podría tener pegas. Para el PSC porque un bajón de Esquerra pondría en el disparadero a Carod y Puigcercós ante los críticos y desestabilizar a su principal socio. Y para el PSOE porque los acuerdos con CiU serán imposibles si las urnas castigan a Duran y a su estrategia de implicarse en la gobernabilidad.

Contraste con Aznar

Llenar el Sant Jordi, esa fue la consigna de González, el dirigente socialista español que más se ha dejado ver por Catalunya. Estuvo en Barcelona en enero, volvió a l'Hospitalet con Zapatero y estuvo, ya en plena campaña, en Tarragona. González es, para el PSC, un 'activo' que se puede enseñar, 'a diferencia de lo que le pasa al PP con Aznar'.

El expresidente es, además de un 'referente' para Chacón, especialista en atacar al PP. Encaja, por tanto, en la campaña del PSC a la perfección. El relato de los socialistas catalanes (que tiene continuidad con aquello de 'El PP usará tu no contra Catalunya' del Estatut) pivota más que nunca en el mensaje antiPP pese a que el globo de Rajoy se desinfla.

CONVERGÈNCIA I UNIÓ: La federación hará su acto central mañana en el pabellón de la Vall d'Hebron de Barcelona. Lleno caben 3.000 personas, pero todo depende de cómo se distribuyan las sillas en la platea. En las últimas elecciones de Pujol, las de 1999, la federación llenó el Miniestadi con 17.000 almas. En 1995 Miquel Roca, candidato a la alcaldía de Barcelona, se atrevió con el Sant Jordi. Desde entonces todo han sido actos más discretos.

ESQUERRA: Los independentistas hicieron su acto central el sábado en Girona con 1.500 personas. Cierran mañana en el auditorio Axa de l'Illa. Caben 1.000 personas. Esperan llenar y han preparado salas anexas. En 2004 llenaron, no sin esfuerzos, el Palau Blaugrana con 8.000 personas. Era su mejor momento.

PARTIDO POPULAR: Los populares metieron ayer unas 4.000 personas en el acto central con Mariano Rajoy en Catalunya en el Pavellón de l'Hospitalet Nord.

ICV-EUiA: Los ecosocialistas celebraron el acto central el sábado en Barcelona. 1.000 personas les acompañaron. Una cifra muy alta para ellos. Acaban la campaña con una cena en Sant Feliu.