Público
Público

El PSE cede al PP y aparca una iniciativa sobre Sortu

Los conservadores le exigen que evite actos que "quiebran la confianza"

GUILLERMO MALAINA

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) cedió este jueves a la presión del PP y optó por aparcar una iniciativa en el Parlamento vasco a favor de que el nuevo partido de la izquierda abertzale, Sortu, pueda "evidenciar que puede ser una formación política legalizada con capacidad para participar en la vida política".

La propuesta puso en guardia al PP, socio preferente del Gobierno vasco de Patxi López. Los conservadores exigieron a los socialistas su inmediata retirada, al estimar que el texto incumplía su acuerdo de bases para el cambio. La reacción del PP vasco confirmaba el aviso lanzado el lunes por su presidente, Antonio Basagoiti, al hilo de las declaraciones del lehendakari en una entrevista publicada por este diario el pasado domingo. Después de que López manifestase que "Sortu no es lo mismo que ETA" y que no puede condicionarse la legalización a la desaparición de la banda armada, Basagoiti replicó que no le iba a juzgar por sus palabras, sino por sus "hechos", es decir, sus iniciativas.

El PNV pide al Gobierno vasco que apoye la legalización

El PSE, que registró la proposición no de ley el miércoles sin consultarla con el PP, explicó que a partir de ahora tratará de consensuar un nuevo texto con todos los partidos con el fin de que pueda debatirse. Hoy por hoy, el PP y UPyD son los únicos partidos en Euskadi que defienden abiertamente la ilegalización de Sortu, pero la presión de los conservadores obligó al PSE a ceder. Su portavoz, José Antonio Pastor, admitió que habían decidido "aparcar" dicha propuesta por las "reacciones" del PP, pero defendió que el texto es "impecablemente democrático".

"Defiende el Estado de derecho, la independencia del Poder Judicial, el acatamiento a la sentencia sobre Sortu, sea la que sea, las políticas de tolerancia cero que han conducido al declive del terrorismo y que Sortu debe hacerse creíble para ser legal", dijo, antes de insistir en que su intención no era crear un "conflicto": "Estoy convencido de que esta polémica, que tiene mucho de artificial, se reencauzará con normalidad", informa Efe. El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, expresó su "satisfacción" por la decisión final del PSE y, preguntado por la salud de su pacto, dijo: "Hay que tratar de superar los momentos difíciles. Deben evitarse las actuaciones que quiebran o debilitan la confianza".

La izquierda abertzale valora las palabras de López sobre Sortu

Pese a la congelación de la iniciativa, esta acaparó el debate en los pasillos del Parlamento, donde se celebraba un pleno ordinario. El parlamentario de EB Mikel Arana consideró que los socialistas habían demostrado no tener "autonomía" política, mientras que el portavoz de EA, Juanjo Agirrezabala, les pidió que "actúen como si el PP no existiera".

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, apuntó también que lo sucedido demuestra "los nervios y la precipitación" del PSE y que "es el PP" el que "ordena la casa". Poco después de la polémica, el partido nacionalista presentó otra proposición no de ley en la que pide que el Parlamento inste al Gobierno vasco y al lehendakari a expresar una postura favorable a la legalización de Sortu. Además, insta a los poderes del Estado a que no lo impidan.

Durante la jornada en la Cámara, el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, lamentó la bronca política por su artículo de opinión publicado en El País, en el que decía que Zapatero había optado a la hora de buscar la paz por no molestar a la derecha por "falta de valentía": "He tenido una palabra desacertada. Me refería a que hay que tomar decisiones como se han tomado en otras materias. El error está hecho, pero mi intención era otra".

La izquierda abertzale hizo público un vídeo en el que Marian Beitialarrangoitia, alcaldesa de Hernani, valoró que el lehendakari "esté hablando por primera vez en clave positiva o en términos favorables sobre la legalización de Sortu". Según expresó, algunos líderes políticos "se están dando cuenta de cómo está cambiando la realidad en Euskal Herria".

Más noticias de Política y Sociedad