Público
Público

El PSOE acusa a Rajoy de querer volver a "la beneficencia"

Mil personas, la tercera parte sin carné, deciden este fin de semana las claves de su programa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Ideas de verdad'. Este es el lema que presidirá la Conferencia Política en la que, durante este fin de semana, el PSOE decidirá los ejes de su programa para las elecciones generales del 20-N. El propósito, según explicó este jueves Elena Valenciano, directora de la campaña de Alfredo Pérez Rubalcaba, es construir 'un proyecto' que ofrezca 'soluciones para ganar a la crisis sin desmontar el Estado de bienestar'. Es decir, en las antípodas del PP, a pesar de que la defensa de que es imprescindible seguir aplicando ajustes económicos sea común a todas las fuerzas políticas. En las antípodas porque, según la interpretación socialista de unas declaraciones realizadas por el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, lo que ofrece Mariano Rajoy es el regreso a una especie de 'Estado de beneficencia'.

Valenciano sostuvo que los socialistas 'tenemos un plan' para satisfacer la inquietud social mayoritaria: crear empleo, como tarea más 'urgente', preservando 'derechos que creíamos consolidados', como son el acceso gratuito y universal a la sanidad y a la educación. Unos derechos que, según el PSOE, no sólo están en peligro por la crisis económica, sino también por el sesgo ideológico del PP.

Valenciano, como portavoz de Rubalcaba, asumió que la situación económica exige de 'una disciplina muy estricta' con el déficit, pero subrayó que es 'una opción ideológica' decidir dónde se aplica la tijera. Recordó, en este sentido, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido inflexible en su determinación de mantener las prestaciones por desempleo, a pesar de que son la partida de mayor gasto unos 18.000 millones. 'Los socialistas no van a tocar lo básico: la sanidad y la educación', proclamó.

Zapatero será el encargado de inaugurar, esta tarde, la Conferencia Política, por la que está previsto que también 'se pase' el expresidente Felipe González y algunos otros miembros relevantes de la vieja guardia.

Rubalcaba quiere recuperar el 'aroma socialdemócrata' para su candidatura

Pero el protagonista absoluto será Alfredo Pérez Rubalcaba. 'El candidato participará en casi todo', apuntó Valenciano. No sólo será el protagonista de la clausura el domingo, con prólogo de José Antonio Griñán, al que se ha reservado el papel de director del cónclave para realzar su condición de presidente de la Junta de Andalucía.

Rubalcaba también hablará mañana, con micrófono abierto, en dos de los tres foros que se celebrarán en abierto, sobre las cuestiones a las que el candidato concede mayor relevancia: la financiación del sistema sanitario y la igualdad en el siglo XXI enunciado bajo el que se ha incluido todo lo relativo a la renovación del enfoque de las políticas de bienestar. El tercer foro abierto será sobre la reforma electoral.

Junto al foco que iluminará a Rubalcaba, la Conferencia Política se aprovechará también como 'escaparate' para otros dirigentes y candidatos a los que se quiere potenciar. Serán presidentes o ponentes de las distintas comisiones. Es el caso de Eduardo Madina, Micaela Navarro, Pilar Alegría, Soraya Rodríguez, María González, Consuelo Rumí o Chimo Puig.

Zapatero inaugura hoy la Conferencia Política, por la que se pasará González

La ponencia-marco que servirá de base para los debates, redactada por Cristina Narbona, ha recibido 2.992 enmiendas de los militantes del PSOE, además de 4.000 'aportaciones' de simpatizantes sin carné. La mayoría de esas enmiendas está dirigida a los capítulos dedicados a Una economía sana y competitiva, más de 700. Aunque no se ha establecido un vínculo directo de colaboración con el Movimiento 15-M, Elena Valenciano reconoció que hay 'muchísimas aportaciones y enmiendas que recogen su espíritu'.

Además, la corriente Izquierda Socialista quiere incluir en el programa que las rentas de capital tributen al mismo tipo que las del trabajo, la conversión del Instituto de Crédito Oficial en 'embrión' de una banca pública y la redacción de un estatuto de laicidad del Estado.

La síntesis resultante debe ser, según espera el equipo del candidato, un programa con 'aroma de proyecto socialdemócrata y europeísta', en palabras de la portavoz de Rubalcaba. La voz y el voto lo tendrán 1.100 personas, 800 con carné del partido y otras 300 que son simpatizantes y han sido seleccionadas como 'representativas de la sociedad civil'. Habrá otras 1.500 personas invitadas. La última palabra la tendrán, el 8 de octubre, los algo más de 200 dirigentes que integran el Comité Federal, al que corresponde la aprobación definitiva del documentoprogramático.

La posibilidad de que el 20-N alumbre una nueva etapa de grandes pactos entre PSOE y PP, como ha sugerido el presidente del Congreso, José Bono, es vista en la dirección socialista como una suerte de espejismo. 'Ya nos hubiera gustado. Con un pacto pequeño nos hubiéramos conformado, pero la voluntad de llegar a acuerdos es algo que el PP tiene que demostrar', respondió Elena Valenciano.

Más noticias en Política y Sociedad