Público
Público

El PSOE asegura que ha recuperado a 700.000 votantes indecisos

Los socialistas creen que el miedo a una posible ofensiva de recortes por parte del PP moviliza a su electorado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hay partido', martillean las voces más optimistas dentro del PSOE. Sí habrá 'pelea' en cualquier caso, considerando el lema de campaña que los socialistas presentaron ayer: 'Pelea por lo que quieres'. Prologando el combate, la responsable del Comité Electoral socialista, Elena Valenciano, aseguró que el PSOE ha recuperado 700.000 electores que se encontraban aparcados hasta ahora en la indecisión.

El deseado caladero de indecisos que cortejan todos los partidos convive en esta ocasión con un amplio magma de votantes desencantados con Zapatero'cabreados' en el diccionario interno del PSOE cuya reconquista es imprescindible para los socialistas en su intento de contener la sangría que predicen las encuestas.

Por eso, los 700.000 votantes robados por Rubalcaba al desafecto apuntan una clave 'muy relevante', según el análisis de Valenciano. A su juicio, suponen 'una inflexión clara en la tendencia de voto' que acredita que 'el votante socialista se está empezando a mover', según trasladó ayer la responsable electoral socialista a sus coordinadores territoriales de campaña, reunidos en la sede federal del PSOE.

Según los datos que maneja el entorno de Alfredo Pérez Rubalcaba, el porcentaje de potenciales electores socialistas indecisos ha bajado del 41% al 35% 'en dos semanas'. La mayor fidelización de voto se estaría produciendo en Catalunya y Andalucía, dos territorios clave para el PSOE.

'Es una prueba de que la campaña está funcionando', aseguró Valenciano, según coincidieron varios de los asistentes a este encuentro, celebrado a puerta cerrada. Dos son los motivos que invocó la responsable de campaña socialista para explicar esta tendencia: el votante de izquierdas regresa al PSOE 'movido por las propuestas del candidato' y, también, 'por el temor a la ofensiva de recortes que puede emprender el PP si llega a gobernar'.

El lema 'Pelea por lo que quieres' evoca el peligro del ajuste en educación o sanidad

En esta nueva tesitura se enmarca la batalla que prometieron ayer los socialistas. 'Pelea por lo que quieres', su lema electoral, responde a que 'esta es una campaña de luchadores y un momento para los luchadores', sintetizó Valenciano en una nota distribuida por el PSOE.

'Nuestra idea es defender lo que hemos hecho, que es mucho, porque a nosotros sí nos importa mucho la sanidad pública y sí nos preocupa que las personas que han perdido su empleo estén cubiertas por una prestación', resumió la coordinadora electoral del PSOE, esbozando los ejes de la Guía de Campaña que dirigirá el trabajo de todos los candidatos socialistas hasta el 20-N y a la que tuvo acceso Público.

'Necesitamos una salida justa de la crisis. Con el voto de los progresistas tenemos que defender la educación y la sanidad para todos, la igualdad de oportunidades y los derechos que hemos conquistado. Para ello hay que dar fortaleza al partido socialista y confiar en Rubalcaba. Cada voto cuenta. Cada escaño es importante'. Esta es la idea básica que intentará transmitir la campaña socialista, según recoge el documento elaborado por el equipo electoral del PSOE.

'El PP es incertidumbre económica más incertidumbre social. Por eso los votos o la abstención de los progresistas no pueden servir para darles el poder, y mucho menos el poder absoluto que reclaman', razona la biblia argumental que encarrilará el discurso socialista en campaña.

Los datos internos hablan de una bajada de seis puntos en el número de indecisos

'Los mensajes y el lema estarán orientados a transmitir la idea de lo que está en juego en estas elecciones', remata la Guía. 'Tenemos que defender los pilares básicos del Estado del bienestar. No podemos resignarnos a perderlo. Porque te importa la educación y la sanidad públicas, la prestación del desempleo, las pensiones de nuestros mayores, la ayuda a la dependencia... Por todo lo que te importa. Por todo lo que quieres, pelea', arenga a los suyos el argumentario socialista.

Este manual de obligaciones en campaña impone al PSOE cuatro objetivos para los próximos cuatro años: 'Lo urgente es crear empleo inmediatamente. Lo que garantiza el futuro es una economía sana y competitiva. Aquello en lo que creemos y tenemos que defender es la igualdad de oportunidades. Lo que los ciudadanos demandan y nosotros compartimos es mejorar la democracia'. Estos son, según la Guía de Campaña, los trazos básicos de la oferta socialista, contrapuesta 'al no-programa de las no-propuestas y los no-compromisos de Rajoy' y apunta como punto de partida, precisamente, a la bolsa de desencantados con el Ejecutivo de Zapatero.

'Muchos de los que nos votaron hace cuatro años se han distanciado de nosotros a causa de la crisis. Algunos han decidido ya dar su voto a otros partidos; pero la mayoría de ellos aún no han tomado su decisión', enmarca el PSOE. 'En estas elecciones, la mayor parte de los indecisos están en el espacio político del Partido Socialista', por eso, la principal tarea que Rubalcaba impone a sus candidatos 'consiste precisamente en dar razones para recuperar la confianza y el voto' de esos electores.

El partido cree que la recuperación es más intensa en Catalunya y Andalucía

El cuartel electoral del candidato trabaja sobre estos presupuestos para construir el tramo final de su campaña. Además del incipiente reencuentro con los votantes desencantados, el PSOE ha detectado también en sus estudios una progresiva preocupación en el electorado por la enorme concentración de poder en manos del PP si suma su victoria en las autonómicas y municipales al éxito en las generales que les hace revivir el recuerdo de la mayoría absoluta de José María Aznar.

Los socialistas se retrotraen a la última legislatura bajo un Gobierno del PP (2000-2004) Prestige, invasión de Irak... para refrescar las consecuencias de un poder absoluto en La Moncloa. 'Convirtieron el engaño y la mentira en el principal recurso político y la seña de identidad de su gobierno. En todos los momentos decisivos y ante las circunstancias más difíciles para el país, la sociedad se encontró con un gobierno que mentía sistemáticamente, haciendo intoxicación en lugar de información', recuerda el PSOE.

Más noticias en Política y Sociedad