Público
Público

El PSOE asume las listas avaladas por los barones

La candidatura para la ciudad de Benidorm incluye a seis tránsfugas

G. LÓPEZ ALBA

El Comité Federal del PSOE ratificará hoy las candidaturas para las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo sin apenas cambios en las planchas aprobadas por los órganos territoriales, donde han obtenido porcentajes de apoyo superiores al 85%, en la mayoría de los casos de más del 90%. Este "aval de los territorios" ha sido alegado por la dirección federal para no introducir modificaciones, ni siquiera en aquellos casos donde los candidatos están imputados, como ocurre en Melilla, o donde figuran tránsfugas de la anterior legislatura, como en Benidorm.

La candidatura para esta localidad alicantina fue aprobada, en bloque con el resto de las que se presentarán en el País Valencià, con el apoyo del 96% del Comité Nacional del PSPV. En la lista figuran seis tránsfugas de la anterior legislatura, entre ellos el cabeza de lista y actual alcalde, Agustín Navarro, que se hizo con la vara de mando municipal en septiembre de 2009, tras una moción de censura presentada por los 12 ediles socialistas con el apoyo de un tránsfuga del PP, José Bañuls, al que no se ha integrado en la candidatura del PSOE.

La lista de Plasencia se salta' el filtro de la comisión Federal de Listas

Los concejales del PSOE pidieron entonces la baja del partido al ser desautorizada su actuación por la Ejecutiva Federal. Ahora, de la lista presentada por el PSOE en 2007 repiten cuatro en puestos seguros de salida entre los 12 primeros, otro en un puesto posible el número 14 y otro la cierra en el puesto 25, el número total de concejales.Entre ellos no está la madre de la exsecretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, que anunció su retirada de la política para cuando concluyera la actual legislatura.

La candidatura para las elecciones en Melilla llegó a la dirección federal aprobada por asentimiento del máximo órgano del partido en la ciudad autónoma y la Comisión Federal de Listas tampoco ha introducido cambios en ella. La encabeza Dionisio Muñoz, imputado por presunta compra de votos.

En el manifiesto municipal aprobado en la convención celebrada por el PSOE en Sevilla a mediados de febrero, se incluyó el siguiente compromiso: "De las listas del PSOE para las elecciones municipales del 22 de mayo no formarán parte personas imputadas por corrupción y enriquecimiento, ni condenadas".

La renovación en las candidaturas para el 22-M alcanza el 67%

Aunque este manifiesto, al igual que el autonómico, no se aprobará en la reunión de hoy sino en un posterior Comité Federal posiblemente el día 26, la mencionada redacción deja fuera de penalización el caso de Melilla, ya que Gómez no ha sido imputado por enriquecimiento personal ni está condenado. La circunstancia de la condena se aplicó en su momento para excluir de las listas de Madrid a Trinidad Rollán, secretaria de Organización de Tomás Gómez.

El caso de Ibiza no se verá hasta hoy, ya que las candidaturas en las Illes Balears no se abordaron por los órganos del partido en el archipiélago hasta ayer. El presidente del Consell, Xicu Tarrés, está acusado de prevaricación, cohecho y falsedad documental, aunque la titular del Juzgado número 3 de Ibiza no ha apreciado hasta ahora indicios sólidos contra el dirigente socialista.

Otro caso conflictivo es el de Plasencia, donde la alcaldesa y candidata a la reelección, Elia María Blanco, está incursa también en un proceso judicial, acusada de presunta corrupción en la adjudicación de obras, pero asimismo sin indicios de enriquecimiento personal. Esta lista no ha sido analizada por la Comisión Federal de Listas, ya que este órgano sólo revisa las candidaturas en las capitales de provincia y municipios de más de 50.000 habitantes, además de las que se presentan en las comunidades autónomas, cabildos y juntas generales.

En cuanto a los conflictos por luchas internas, los que tenían algún relieve se han resuelto con antelación. El caso más llamativo era el de la candidatura para el Ayuntamiento de Madrid, que se resolvió con un acuerdo entre el secretario regional, Tomás Gómez, y el candidato a la Alcaldía, Jaime Lissavetzky.

El temor a que este conflicto llegara abierto y pudiera contaminar otras federaciones fue precisamente la razón que movió a convocar cuanto antes un Comité Federal que aprobara las candidaturas, con el propósito de alejar este debate lo más posible de la campaña electoral.

"Los que no están de acuerdo con las listas se tienen que batir el cobre en sus territorios porque históricamente la dirección federal no ha intervenido salvo en casos de fuerza mayor", señalaban ayer fuentes próximas al secretario de Organización, Marcelino Iglesias.

El conjunto de las listas revisadas por la Comisión Federal de Listas presenta un porcentaje de renovación del 67%. En total, hasta anoche había revisado 186 candidaturas 120 municipales, 47 autonómicas y 21 para Juntas y Cabildos.