Público
Público

El PSOE cree que Rubalcaba boxeará mejor que Rajoy y le dejará KO

En el PP se felicitan por la candidatura de Rubalcaba a quien su "oscuro pasado y presente" le delata

EFE

La dirección del PSOE está muy satisfecha porque, apenas una semana después del varapalo electoral, el partido tiene un candidato sólido a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que "boxea" mejor que el líder del PP, Mariano Rajoy, y al que cree que dejará KO en la pelea política.

Además de con un candidato -a falta de su bendición en las primarias- los socialistas consideran que cuentan con un proyecto de futuro y con un partido unido.

Con este bagaje, y utilizando el mismo símil que ayer empleó Rubalcaba, los socialistas se han colocado en los tacos de la pista en posición de salida esperando el pistoletazo que les permita llegar a la meta: ganar las elecciones de 2012.

Porque, además, la plana mayor del partido está convencida de que su futuro candidato "es mucho mejor" que su principal adversario, Mariano Rajoy, y sostiene que así lo perciben claramente los ciudadanos, tal y como han asegurado hoy a Efe fuentes de la cúpula socialista.

Rajoy no es el "peor enemigo" de los socialistas en las urnas, sino la crisis Valoran de él su experiencia política, su hoja de servicios al país y su carácter dialogante, y no dudan de que en un "cara a cara" entre Rubalcaba y Rajoy, si es que este último "se atreve", el vicepresidente ganaría por K.O. a su contrincante.

De hecho, no es Rajoy el "peor enemigo" de los socialistas en las urnas, sino la crisis, opinan las fuentes consultadas, para quienes ganar en 2012 va a ser difícil por la coyuntura económica, pero "no imposible".

Las mismas fuentes interpretan que Rubalcaba puede liderar perfectamente el proyecto de cambio que el PSOE quiere ofrecer a la sociedad con la vista puesta en los próximos años, en los que se tiene que consolidar la fase de recuperación económica y creación de empleo.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, que aspiraba a presentarse a las primarias, dejó el camino despejado para Rubalcaba cuando el pasado jueves anunció que daba un paso atrás para no socavar la unidad del partido, la autoridad de Zapatero y la estabilidad del Gobierno.

Los dirigentes del Partido Popular se frotaron las manos cuando la ministra de Defensa anunció que se retiraba de la pugna por la candidatura del PSOE, ya que vieron el camino libre para un político, Rubalcaba, a quien su "oscuro pasado y presente" le delata.

Un mando intermedio del PP, en una conversación con Efe hace un mes bajo condición de que no se le identificara, ofreció este análisis: "Si sale Rubalcaba, estaremos encantados, puesto que ha secundado la política económica de José Luis Rodríguez Zapatero, no se ha desmarcado de él para nada, y tiene aún pendiente el caso Faisán. No puede ser la renovación del Partido Socialista".

"Si sale Rubalcaba, estaremos encantados" El PP ve fácil criticar al vicepresidente primero y ministro de Interior, pues en su trayectoria hay motivos sobrados para ello, insiste un alto cargo, pero también se entiende en Génova que con un nuevo ciclo político a favor, una persona como Rubalcaba, de 59 años, miembro de los gobiernos de Felipe González y de Zapatero, no puede suscitar entusiasmo entre los muchos votantes en busca de un referente.

La elección del veterano dirigente socialista no ha causado sorpresa en los despachos de la sede del PP ni altera un ápice la estrategia. El líder de los populares, Mariano Rajoy, se mostró convencido en enero, en conversación informal con los periodistas, que Rubalcaba sería su contrincante electoral.

Los populares siempre han trabajado bajo esa hipótesis, que vieron más consistente cuando Zapatero, el pasado 2 de abril, comunicó que no aspiraría a la reelección.

¿Y qué piensa Mariano Rajoy? Una fuente de la dirección del PP recalca que "tranquilo como siempre" y que, en caso de enfrentamiento directo en la campaña de las generales, el líder de los populares saldrá ganando, más que nada porque el "cambio de ciclo es ya un hecho" tras el 22-M.

Otra fuente apunta: "Tienen la misma estructura mental, piensan de forma parecida, lo saben todo de la política; pero tal y como están ahora las cosas, Rajoy le barre".

Más noticias de Política y Sociedad