Público
Público

El PSOE evita la autocomplacencia pero asume que gana terreno al PP

Los conservadores insisten en que su mensaje de cambio ha calado en el electorado

M. Á. MARFULL / M. J. GÜEMES

Una remontada del PSOE de 11 puntos. Fue esa la principal conclusión que arrojaba el Publiscopio que ayer difundía este diario y que fue analizada en las cúpulas de los tres grandes partidos, junto con el resto de sondeos publicados por otros medios en los últimos días. Mientras que los socialistas señalaban a las diferentes encuestas para evidenciar su recuperación electoral y la vuelta del ánimo a sus filas, pero sin quedarse "extasiados", el PP insistía en que apenas ha cambiado el tablero político, porque todos los estudios siguen apuntando al partido de Mariano Rajoy como vencedor en 2012. IU considera "lógico", aunque "sorprendente", el significativo repunte del PSOE tras el anuncio de la marcha de José Luis Rodríguez Zapatero.

"El resultado permite ir a las elecciones trabajando. Si trabajamos, podemos ganar", afirmaba ayer un relevante miembro de la dirección socialista con mando en plaza electoral. "Conforme vayamos avanzando en la campaña, los votantes que estaban inhibidos o manifestando una voluntad de abstención, se irán ubicando y creemos que este discurso tan radical y extremo que está haciendo el PP a muchos votantes les hará reflexionar", abundó el número tres, Marcelino Iglesias.

La encuesta fue evaluada por la Ejecutiva presidida por José Luis Rodríguez Zapatero "sin complacencia", según señaló un asistente al encuentro. El sondeo se une a otros elementos que permiten a la cúpula pronosticar "unos resultados mejores a los que se podían prever hace dos meses".

Las fuentes consultadas por este diario unen tres ingredientes en su cóctel de predicciones: el PSOE ha presentado más candidaturas que nunca en las elecciones del 22 de mayo -"Lo que no se logra sin tener un partido bien engrasado", explican-. Segundo elemento: la precampaña discurre según sus previsiones -Zapatero dijo sentirse "muy satisfecho" por la marcha de la misma-. Y tercero, la proximidad de la cita electoral "ha despertado" a votantes socialistas dormidos hasta ahora en los sondeos. Que el anuncio de Zapatero de no ser candidato haya ayudado o no a sacarlos del desánimo es un factor que los dirigentes consultados prefirieron no valorar.

"La sensación es que los indecisos empiezan a manifestarse y hay encuestas que así lo reflejan. Por eso creemos que hay encuestas que nos colocan en una mejor posición", diagnosticó el secretario de Organización del PSOE. Iglesias previno a su partido contra cualquier confianza artificial basada en encuestas: "El PSOE no caerá en la trampa de quedarse extasiado" con los sondeos que "tienen el valor que tienen en cada momento", intentó contemporizar. "Nos hemos encontrado con un partido activado", indicó. Y avisó: "Las encuestas no nos van a distraer".

La reflexión genérica del PP es que las encuestas siguen concediendo ventaja a su partido frente al PSOE. "Hay algunas que dicen que ha habido un recorte y otras dicen que no. Pero todas dicen que ganaría el Partido Popular", manifestó María Dolores de Cospedal.

La secretaria general se detuvo en los sondeos del 22-M. Dijo que en todos se observa que "los españoles apuestan claramente por el cambio" y que su partido está "preparado, dispuesto, con la fuerza y la valentía" para hacerlo posible en una situación que reconoció como "muy difícil".

"Las encuestas nos dicen que los españoles lo que quieren es que lancemos un mensaje de esperanza y de necesidad de hacer las cosas de otra manera para salir de la crisis", señaló tras la rueda de prensa del Comité de Dirección.

Preguntada por el hecho de que en el País Valencià se aprecie un estancamiento del voto después de que el PP diera luz verde a listas con imputados, Cospedal le quitó hierro: "Hay otras encuestas que dicen otra cosa. Que aseguran que el PP sube en intención de voto. Las encuestas hay que tomarlas como una línea que marca tendencia, pero con mucha cautela. Lo que queda bien claro siempre es que allá donde gobierna el PP mantiene su Gobierno e incrementa su ventaja en muchos sitios, y donde gobierna el PSOE hay muy serias opciones de cambio".

Fuentes del PP subrayaban ayer que en el partido no hay sensación de "euforia", que la dirección no se confía y que seguirá "trabajando" para que se consolide su empuje frente al PSOE.

Izquierda Unida aplica también la medicina de la "prudencia", sobre todo cuando los sondeos traslucen un "brusco" punto de inflexión. "Era lógico que tras el anuncio de retirada de Zapatero parte del electorado socialista se animase, aunque sí sorprende que logre remontar 11 puntos. Habrá que ver si se consolida", examinaba ayer el máximo responsable electoral, Ramón Luque.

IU entiende que nada está escrito para las generales: "No valdrá ningún sondeo porque el escenario es distinto y hay incógnitas por delante: quién será el candidato del PSOE, la evolución de la crisis y el influjo del 22-M", apuntó Luque a Público.

El dirigente también calificó de "estimulante" la estimación de voto por encima del 7% que el último Publiscopio confirma. "Lo importante son las tendencias, y no creemos que la senda de crecimiento de IU vaya a cambiar", destacó Luque, informa Juanma Romero.

Más noticias de Política y Sociedad