Público
Público

El PSOE pedirá la imputación de 45 altos cargos de Aguirre

Los socialistas acusan de prevaricar a quienes fraccionaron contratos adjudicados a la trama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder de los socialistas madrileños (PSM), Tomás Gómez, anunció ayer que su partido pedirá al juez Antonio Pedreira que impute en el caso Gürtel a 45 altos cargos del Gobierno de Esperanza Aguirre. Los socialistas mantienen que todos ellos cometieron prevaricación y malversación al avalar pagos de contratos que el Ejecutivo madrileño otorgó a dedo a empresas de la trama corrupta previo fraccionamiento fraudulento. 'Existe corrupción transversal institucional que afecta a prácticamente todas las consejerías', aseguró Gómez.

Entre 2003 y 2008, cuatro empresas de la red que dirigía Francisco Correa (Easy Concept, Servimadrid, Diseño Asimétrico y Good And Better) obtuvieron 300 contratos de la Comunidad de Madrid, que les reportaron alrededor de tres millones de euros. Buena parte de los contratos se trocearon para evitar que su importe superase los 12.000 euros, límite que la legislación señalaba hasta 2007 para los llamados contratos menores, aquellos que se otorgan sin concurrencia pública y sin siquiera expediente. La Ley de Contratos prohíbe de forma expresa fraccionar adjudicaciones.

'Existe corrupción transversal' en el Ejecutivo, sostiene Tomás Gómez

Entre los 45 altos cargos señalados por el PSOE figuran viceconsejeros, directores y subdirectores generales y jefes de gabinete. Fuentes del PSM precisaron ayer a este diario que sus abogados todavía no han concluido el estudio previo a la solicitud de nuevas imputaciones.

En junio de 2009, y tras las informaciones de Público, los socialistas madrileños ya denunciaron ante la fiscalía cómo el PP madrileño había financiado gastos de las campañas de Aguirre en 2003 el año del tamayazo y en 2004 a través de Fundescam. Con el líder patronal, Gerardo Díaz Ferrán, a la cabeza, Fundescam se nutrió de donaciones efectuadas por contratistas de la Comunidad de Madrid. Y abonó a empresas de la trama Gürtel gastos de las campañas electorales de esos dos años. Así lo ha ratificado ahora el sumario del caso, que toma como base la contabilidad secreta incautada al grupo de Francisco Correa.

La trama obtuvo tres millones de euros en contratos de la Comunidad

Desde el estallido del caso Gürtel, la versión oficial del equipo de Esperanza Aguirre respecto a los contratos para la red Gürtel se ha dirigido a cargar culpas y responsabilidades sobre una sola persona: el ex consejero de Deportes, Alberto López Viejo, que organizaba los actos de la presidenta y uno de los primeros políticos imputados en el caso. López Viejo dimitió tres días después de que Garzón le imputase.

Antes de ascender, en 2007, a la cúpula de la Consejería de Deportes, López Viejo ocupó el cargo de viceconsejero de Presidencia a las órdenes de Ignacio González, número dos de Aguirre. López Viejo conserva su escaño en la Asamblea de Madrid, aunque desde octubre ya no pertenece al grupo parlamentario del PP.

El grueso de las consejerías madrileñas concedió contratos a las sociedades adscritas al conglomerado Gürtel. Ayer, Gómez citó los casos de Educación, Economía, Cultura y Deporte, Empleo y Mujer, Transportes, Familia y Asuntos Sociales, Medio Ambiente, Presidencia, Justicia e Interior y Sanidad.

El líder socialista madrileño calificó el caso Gürtel como 'el proceso de corrupción más grave que haya habido nunca en este país, y que afecta en especial a la Comunidad de Madrid'. Y afirmó que 'toda la acción institucional' del Gobierno regional está 'impregnada en este caso'.

Más noticias en Política y Sociedad