Público
Público

Puigcercós y Carod pactan coordinarse ante Montilla

Los dos dirigentes de Esquerra arbitran mecanismos de coordinación después del congreso 

FERRAN CASAS

Dentro del partido no están unidos y parece imposible que lo vuelvan a estar. Pero Joan Puigcercós, presidente de ERC, y Josep-Lluís Carod-Rovira, vicepresidente de la Generalitat, intentarán al menos ir a la una ante el president José Montilla.

Así lo acordaron los dos dirigentes independentistas en la comida que mantuvieron ayer para evaluar de qué forma arbitran el escenario surgido del congreso de ERC, con Carod como su número uno en el Govern pero sin que ni él ni los suyos tengan papel alguno en el partido.

Según fuentes conocedoras del encuentro, que ambos pretenden establecer con una periodicidad quincenal pese a lo degradado de su relación, se acordaron mecanismos estables de coordinación entre el entorno de Carod y la nueva cúpula de ERC, que propuso en solitario Puigcercós. En Esquerra cada vez se configuran, pues, con más claridad el núcleo institucional frente al del partido.

La dirección acordó marcar tres líneas rojas a Montilla que no pueden superarse si el tripartito quiere seguir: la financiación, el catalán en las aulas y la respuesta contundente ante una sentencia adversa del TC contra el Estatut. Carod las comparte. Ayer ningún consejero de ERC las expuso en el Govern pero Carod y Puigcercós le trasladarán estas consideraciones (y las que vengan) a Montilla en persona. En noviembre quieren una cumbre que evalúe el cumplimiento del pacto.

Más noticias de Política y Sociedad