Público
Público

El recuento confirma que se vendieron 6.000 entradas más de las permitidas en el Madrid Arena

Los 16.791 tickets contabilizados suponen un 58% más del aforo máximo que debería haber registrado el pabellón en la trágica fiesta de Halloween

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El recuento final de las entradas de la fiesta del Madrid Arena en la que murieron cuatro jóvenes ha arrojado una cifra de 16.791, lo que superaría en un 58% el aforo permitido para el evento, fijado en 10.600 personas.

Así lo han indicado los abogados que representan a las familias de dos de las chicas fallecidas tras concluir el recuento, que ha tenido lugar en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. En concreto, la quinta urna contenía 764 entradas; la sexta, 3.000; la séptima 1.832; y la octava, 1.928. A ello habría que sumar las 9.257 recontadas en las primeras cuatro cajas.

De esta forma, los 16.781 tickets recontados supera con creces el aforo permitido de 10.600 asistentes en dicho recinto y las 9.650 entradas que Miguel Ángel Flores, propietario de Diviertt, la empresa encargada de la fiesta, aseguró haber vendido en sedes policial y judicial. Flores manifestó también que se emitieron 17.500 entradas y que se podrían haber colado cerca de 4.000 personas que provenían del botellón que se celebró en las afueras del recinto.

A la salida del recuento, el abogado Abdon Núñez, que representa a la familia de Belén Langdon, ha precisado que en el recuento no se incluyen las pulseras, las listas Vips, las invitaciones de los Dj ni las personas que se pudieron colar en el recinto. 'Me parece lamentable. Con esto se superan las 20.000 personas en un local con aforo de 10.600', ha aseverado.

El abogado Felipe Moreno, que defiende a la familia de Rocío Oña, ha reseñado que 'ha mentido tanto el organizador del evento como las personas que hasta ahora han declarado' en alusión a Carlos Manzanares, el dueño de Kontrol 34.

Asimismo, el abogado Abdon Núñez se ha pronunciado sobre unas imágenes del sumario en las que se observa cómo alguien abre una puerta de emergencia para permitir el acceso de más gente al recinto. Sobre este aspecto, ha indicado que parece ser que esa persona era de Seguriber, la empresa encargada de proporcionar la seguridad exterior del pabellón.

'Ahí no había urnas porque estaban en la puerta principal. Todo el que no entró por la puerta principal, su entrada no está contabilizada', ha precisado. Sobre estas imágenes, los abogados solicitarán al juez medidas cautelares para impedir más filtraciones a los medios. Además, ha acusado a Diviertt de trasladar las urnas con las entradas para esconderlas y ha dicho que no tiene ninguna duda para sostener esa afirmación. 'Las urnas estaban en otro edificio anexo. Si las urnas las manejaba Diviertt, que lo ha dicho él, quien las ha llevado ahí. No hay manipulación. La cadena de custodia comienza cuando la policía localiza las urnas', ha insistido.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado una 'barbaridad' y una 'irresponsabilidad' que la empresa Diviertt vendiera casi el doble de los pases permitidos por el aforo.

En declaraciones a Onda Cero, González ha indicado que 'fue un hecho terrible' el fallecimiento de las cuatro jóvenes y que lo sucedido 'exige una investigación en profundidad' para llegar 'hasta el final'. De hecho, ha apuntado que ya se han abierto comisiones de investigación y que hay un procedimiento judicial.

Preguntado por si tras conocerse este extremo, alguien del Ayuntamiento de Madrid, como la propia alcaldesa, Ana Botella, debería asumir alguna responsabilidad, González ha indicado que desconoce las relaciones que podía tener el Consistorio con la empresa pero que lo que está 'claro' es que la organizadora hizo un 'mal uso' de las autorizaciones que tenía para vender localidades.

 

 

Más noticias en Política y Sociedad