Público
Público

Rubalcaba avisa de que el PP no "dirá la verdad" en la campaña andaluza

Los votantes del 25-M tienen ventaja, asegura, porque ya conocen lo que ha hecho Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se desplazó a Málaga para brindar su apoyo a los socialistas andaluces en su pelea por mantener el liderazgo

de la Junta tras las próximas elecciones autonómicas. En esa ciudad, donde el PSOE andaluz perfiló en su Convención Política el programa electoral con el que concurrirá a los comicios del 25-M, Rubalcaba presentó al candidato José

Antonio Griñán como un líder “solvente, consistente, firme y con principios” frente a un Partido Popular que, dijo, “nunca ha hecho nada por Andalucía”.

“Aquí estoy, aquí me tenéis para apoyar a mi partido, a mi presidente, a mi candidato, al mejor candidato, y para apoyar al mejor presidente de la Junta. Os dije que estaremos con vosotros y que confiaremos en vosotros como siempre, pero más que nunca”, afirmó Rubalcaba en un intento de cerrar las heridas abiertas en el Congreso Federal de hace dos semanas, en el que un destacado sector de la federación andaluza confió su apoyo a su rival Carme Chacón.

En este sentido, puso en valor los 30 años de Gobierno del PSOE en esa comunidad e instó a los socialistas andaluces a “sentirse orgullosos” de la sociedad que han “creado” a lo largo de ese tiempo. Lo cierto es que el partido que lidera José Antonio Griñán llega tocado a estos comicios, con las encuestas en contra y con el resabio de un proceso conflictivo de elaboración de listas que se saldó incluso con la dimisión del secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera.

No obstante, Rubalcaba armó su discurso sobre los logros de los socialistas y su “modelo alternativo” para salir de la crisis frente al programa “oculto” de los conservadores. Por ello, manifestó que los votantes andaluces tienen “ventaja” frente al resto de ciudadanos españoles porque saben “lo que ha hecho Rajoy al frente del Gobierno de España”. “Van a ver las cosas que el PP dijo que no iba a hacer y que está haciendo, las cosas que ocultó y lo que mintió”, aseveró. Así, recordó que el líder del Ejecutivo “ha puesto en marcha todo aquello que tenía en la cabeza y ocultó sistemáticamente en la campaña electoral”.

Como ejemplos del programa “oculto” con el que Rajoy se presentó a las generales de noviembre de 2011, citó la subida de impuestos emprendida por el Ejecutivo o la puesta en marcha de una reforma laboral que, apuntó, favorece el despido “más barato” de la historia de España. “En 30 días se ha retrocedido 30 años de derechos”, remachó.

Asimismo, el líder del PSOE afeó a Rajoy que no haya elaborado todavía los Presupuestos Generales del Estado y dejó caer que esta circunstancia corresponde a la voluntad del presidente del Gobierno de “no desvelar sus intenciones” para “no perjudicar” a Arenas. Frente a esto, Rubalcaba volvió a ensalzar al Ejecutivo andaluz, que sí ha presentado unas cuentas que calificó de “solidarias” y que, dijo, se han elaborado pensando en “ahorrar y crecer, que es la fórmula para crear empleo”, enfatizó.

“Rajoy y Arenas son lo mismo, nadie puede imaginar que Arenas es distinto de Aguirre, Camps o Fabra. Camps era su amigo, no ha sido un lapsus freudiano”, se permitió ironizar el líder socialista en un discurso que estuvo plagado de comparaciones entre el candidato del PP y el líder de su partido. De esta forma, sostuvo que Arenas “tampoco dice la verdad porque si la dice no tiene ninguna posibilidad de ganar las andaluzas”.

También tiró de ironía el líder socialista cuando se refirió al lema de campaña de los conservadores para estos comicios, “El cambio andaluz”. “Arenas dice que él es el cambio en Andalucía y lo es. Lo que pasa es que el cambio, como en los coches, se puede utilizar para dar marcha adelante o para dar marcha atrás”. “Cambios ha habido pero han sido a peor y precisamente ese es el cambio que quiere protagonizar” [Arenas], aseveró.

A su juicio, lo único que le interesa al PP de estos comicios es hacerse con el “poder” en Andalucía para acaparar así “todo el poder en España”. Rubalcaba también enfrentó el “modelo de servicios públicos de calidad, de excelencia y que no renuncia a nada” que, a su juicio, defiende el Ejecutivo liderado por Griñán frente a la estrategia de recortes y privatizaciones que desarrolla el PP en las comunidades en las que gobierna.

Por su parte, el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, dejó caer la dificultad del reto al que se enfrenta el PSOE andaluz en las próximas elecciones en un discurso en que apeló al “orgullo” con el que los socialistas tienen que afrontar los comicios del 25-M porque, aseguró, “sólo así harán posible lo que parece difícil”.

“Tenemos cinco semanas para decirles a los andaluces que no tenemos recetas mágicas, que no podemos prometer que terminaremos con el paro simplemente con ganar las elecciones, eso lo dicen otros –incidió–, pero sí podemos decir a los andaluces que tenemos un proyecto claro, sólido y visible para reactivar la economía y que una crisis como esta no vuelva a producirse”, aseveró.

Así, el presidente de la Junta indicó que “se puede confiar” en la capacidad de su comunidad para “liderar” sectores estratégicos y de futuro”, entre los que citó el de las energías renovables que, dijo, “el PP ha puesto en grave riesgo”.

También destacó los “cambios” que ha experimentado Andalucía en los últimos 30 años, un “progreso” que, aseveró, el PP “no es capaz de ver porque cuando mira a Andalucía se pone siempre las gafas negras”.