Público
Público

Ruiz-Mateos, en busqueda y captura, habla desde su mansión: "no tengo miedo a las rejas"

El empresario no ha asistido a una comparecencia en la que declaraba como imputado alegando una fractura en un pie

EFE

Pese a encontrarse en estos momentos en busca y captura, según dicta la orden de una juez de Palma por no comparecer el pasado viernes en el juzgado, el controvertido empresario José María Ruiz-Mateos ha recibido a los medios de comunicación en el despacho de su casa de la lujosa urbanización de Somosaguas, a las afueras de Madrid. Desde allí ha asegurada que la magistrada está haciendo el "ridículo" y ha reconocido que no tiene miedo a estar "entre rejas" porque ya "nada" le asusta.

Vestido con un traje beige, corbata roja y zapatillas deportivas, el empresario ha lamentado que se le considere un "peligro para la sociedad" y ha criticado que la Justicia no quiera descubrir "la verdad". De esta forma, se ha justificado alegando que no acudió al juzgado por una lesión que sufre en un pie y ha dicho estar dispuesto a comparecer ante la juez cuando así se le requiera, aunque no cree que vaya a servir para nada porque "todo es mentira".

"Voy a ir pero no va a servir para nada, parece que se trata de un asesinato y yo ya estoy cansado", ha dicho. Tras recordar que ha intentado ingresar en prisión de forma voluntaria hasta en cinco ocasiones y que se metería en la cárcel "si pudiera", Ruiz-Mateos, de 82 años, ha afirmado que se siente "detenido siempre" y como si fuera culpable de un asesinato.

En cualquier caso, el empresario jerezano ha insistido en que sigue buscando fórmulas para pagar a todos sus acreedores porque, añade, que es lo único que le preocupa.

Por su parte, el portavoz del empresario, Ignacio Fernández Candela, ha negado que exista una orden de busca y captura y ha anunciado que Ruiz-Mateos acudirá a Palma de Mallorca en cuanto sea requerido.

Según el auto al que ha tenido acceso Efe, la juez reclama además su puesta a disposición judicial el próximo día 23 de agosto a las doce de la mañana.

La magistrada ha pedido la detención después de que el forense haya certificado que la "patología sufrida por el paciente es de carácter leve" y que "no existe elemento alguno desde el punto de vista médico-legal que determine la imposibilidad de Ruiz-Mateos" de comparecer ante la juez.

La magistrada pidió la detención después de que el forense certificara que la "patología es de carácter leve"

El pasado viernes Ruiz-Mateos había sido citado a declarar por segunda vez por una querella por estafa en la venta de un hotel de Mallorca, pero tras anunciar el día anterior que iba a comparecer, al final no se presentó en el juzgado.

Por este asunto ya había sido citado por primera vez el pasado 20 de junio, pero el empresario no se presentó en el juzgado y la magistrada le advirtió de que, de repetirse la situación, dictaría una orden de detención contra él.

Ruiz-Mateos incumplió ese día la citación que le había formulado la juez a él y a sus seis hijos varones para tomarles declaración por la ampliación de la querella presentada contra ellos por Francisco Miralles, quien en 2006 les vendió el hotel Eurocalas.

La ampliación de la querella es por administración desleal y alzamiento de bienes, acusaciones que se suman a la de estafa planteada originalmente. Miralles acusa de estafa a Ruiz-Mateos como avalista, junto con sus hijos, de un sobrino que le compró el hotel Eurocalas por 24 millones de euros. El querellante asegura que le deben casi 14 millones de euros por el establecimiento, sobre el que pesa una hipoteca de 19 millones suscrita por los Ruiz-Mateos tras comprar el hotel.

Más noticias de Política y Sociedad