Público
Público

Según la OCDE, España necesita favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar

En un informe divulgado por la organización, se subraya que no hay suficientes escuelas infantiles fuera del horario escolar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Según un informe sobre políticas familiares publicado por la OCDE, España necesita favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar. En este se subraya especialmente la insuficiencia de escuelas infantiles fuera del horario escolar.

Así, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico pone de relieve la falta de desarrollo del cuarto pilar del Estado del Bienestar español, relativo a la inversión en escuelas de infancia y servicios domiciliarios.

Concretamente, la poca oferta de guarderías existente en nuestro país incide directamente en la dificultad para conciliar la vida familiar y la laboral, cuestión que todavía sigue afectado especialmente a las mujeres, teniendo por ello más dificultades para integrarse en el mercado de trabajo. 

El estudio concluye además que la inversión en escueles infantiles y servicios de cuidado infantil es más eficaz que los cheques-bebé para que los padres puedan tener tantos hijos como deseen. Estos últimos pueden tener un impacto positivo sobre el número de nacimientos a corto plazo, pero funcionan como un parche temporal.

En este sentido, el modelo ejemplar es el de los países nórdicos, que ofrecen un conjunto de dispositivos públicos universales para incitar a que los padres no abandonen su actividad laboral, unido al apoyo para el cuidado de los niños desde muy temprano y servicios para albergarlos fuera del horario escolar para los alumnos hasta la educación secundaria.

Junto a los nórdicos, otros países que tienen buenos resultados en diversos aspectos de sus políticas familiares, según el análisis de los autores del estudio, son Australia, Bélgica, Francia, Holanda y Nueva Zelanda.

Por contra, en España, el informe sostiene que el servicio para atender a los niños fuera de los horarios escolares 'es limitado' y muchos padres tienen que recurrir a los abuelos para que estos se ocupen de sus hijos cada día. 

La OCDE ilustra esta situación junto a las bajas tasas de fertilidad y de ocupación de las mujeres si se las compara con la media de los países miembros.

En España las mujeres tenían en 2007 una media de 1,40 hijos, cifra que se ha mantenido durante 20 años, frente a 1,74 en el conjunto de los 34 países de la organización.

En cuanto a la tasa de actividad de las mujeres españolas era del 53,5 %, frente al 59,6 % en la OCDE, aunque en este caso la evolución de España ha sido la más importante con 21 puntos porcentuales más desde 1995.

Otro de los puntos negros reseñados para España en el estudio sobre políticas familiares es la 'fractura' entre hombres y mujeres en el tiempo que dedican a las labores domésticas: menos de dos horas al día para los primeros y unas cinco horas para las segundas, la sexta mayor diferencia de los países miembros.

'Una división más equitativa del trabajo no remunerado en el interior de los hogares en España podría contribuir a una mayor participación de padres y madres para cumplir sus aspiraciones laborales', lo que en particular permitiría que las familias tuvieran el número de hijos que querrían y en el momento deseado.

Otro de los datos destacados apunta que un 17,3 % de los niños viven en España en familias pobres, porcentaje notablemente superior al 12,7 % de media de la OCDE.

Los autores del informe insisten en que 'el trabajo es clave para reducir la pobreza'. La prueba es que en las familias en que solo hay un sueldo, el porcentaje de niños pobres es del 23,7 %, y en las que ningún miembro trabaja, del 71,7 %.

Más noticias en Política y Sociedad