Público
Público

"Así somos los seres humanos, andamos a palos: No hay otra"

Cruz Díez es una defensora acérrima de la educación pública gratuita de calidad, una asidua de la 'marea verde'. Llegó al 15-M días después de la acampada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cruz Díez, 31 años, profesora de Inglés de Secundaria. Fiel defensora de la educación pública gratuita y de calidad, reconoce que dentro de la 'marea verde', de la que es asidua, hay muchas ideologías diferentes y no todo el mundo se siente vinculado a los indignados. Pero no es su caso. Aunque no acampó en Sol la noche del 15 de mayo, ni la del 16, llevaba años siendo miembro activo de los movimientos sociales y, en cuanto se dio cuenta de lo que estaba fraguándose, lo tuvo claro.

¿Participaste?

A mí el 15-M me pilló ya empezado, no fuí a la manifestación. Me uní como un par de días después, yendo a Sol repetidamente, luego me uní a la asamblea de mi barrio, la de Usera, y he ido participando en acciones determinadas de distintas asambleas del movimiento. Recogida de firmas, escritura de manifiestos... cosas así.

¿Te convencieron o convenciste?

No, no. Yo llevo muchos años participando en movimientos sociales y manifestándome con los cuatro gatos que éramos antes en Madrid y en cuanto vi que surgió este movimiento social me uní.

Los motivos que te indignaron

La situación del mundo. No sólo la situación del país, sino la del mundo en que vivimos, que es bastante injusto: Desigualdades sociales tremendas, un capitalismo voraz que aplasta a unos para que otros puedan ser multimillonarios...

Los motivos para volver a indignarte

Ahora yo estoy muchísimo más indignada que antes. Estamos metidos mucho más en la crisis y tenemos un Gobierno que está llevando a cabo unas políticas neoliberales brutales que están acabando, no ya con un montón de derechos que teníamos adquiridos como ciudadanos, sino también con un montón de libertades básicas del ser humano.

Un momento

En la manifestación del 15 de octubre. Estábamos en Sol medio aplastados porque había muchísima gente y de repente empezó a sonar música. Pensé que la habían puesto por la megafonía, pero cuando pude asomarme entre la gente vi que había una orquesta con las camisetas de la marea verde tocando en directo. Me pareció de lo más bonito que he visto.

Un error

Lo que suele pasar en estas cosas. Yo creo que se ha disgregado mucho porque en cuanto uno piensa diferente se separan unos de otros, algo que pasa con la izquierda en general ¿no? También forma parte de la naturaleza del movimiento, que es una acumulación de diferentes vertientes de manera horizontal, en asambleas y es lógico.

¿Qué aportaste?

Al estar dentro del sistema educativo, conozco muy bien la realidad de dentro. Muchas veces lo que llega al ciudadano medio es una información muy tergiversada e incompleta, que no se ajusta a la realidad. Yo puedo aportar esa información, cómo es realmente el sistema educativo, cómo es la realidad de las aulas, cómo nos afectan realmente los recortes. Ponerles nombre a quiénes les afectan. Para mí los recortes en Educación no son un número, no es un dinero, ni una cifra. Es una persona.

¿Qué ha cambiado con el 15-M?

La conciencia social. Yo creo que ahora hay mucha, mucha, mucha gente movilizada por temas de los que antes pasaban. Gente que pasaba directamente de la política, que decía que no le importaba, que no le interesaba y hoy en día se interesa. Hay mucha gente muy informada, que no se conforma con lo que sale en el telediario, como a lo mejor le pasaba antes. Ahora busca otros medios alternativos. Y esa gente no sólo se conforma con informarse, sino que además está haciendo por hacerse oír, dar su opinión y cambiar las cosas. Esa conciencia social masiva no existía antes del 15-M.

¿Sigue teniendo la misma fuerza?

Creo que es diferente. Es una fuerza que está ahí, latente. Digamos que desde el 15-M se creó una estructura y esa estructura está ahí, dispuesta a saltar en un momento de necesidad. Con la 'marea verde' pasó un poco lo mismo. Al principio fue muy fuerte y mientras se ha estado negociando con la Consejería las protestas así más duras se han parado. Pero la estructura está. Lo mismo con el 15-M: En cuanto queramos hacer uso de ella para un acto determinado, como va a ser ahora el 12 de mayo, seguro que surge otra vez con fuerza.

¿Hasta dónde crees que llegará?

No lo sé... La fuerza del pueblo está ahí, pero no basta con que seamos unos miles, tendríamos que ser millones. Hace falta que esa conciencia que te decía antes llegue a más gente. Ahí radica la fuerza del 15-M, en el número de personas. Por desgracia, el ser humano, hasta que no le toca directamente, en la mayoría de los casos no reacciona. Así que supongo que cuando todas estas políticas que está llevando a cabo el Gobierno afecten a más gente, más gente se despertará. Porque así somos los seres humanos, andamos a palos: No hay otra.

Más noticias en Política y Sociedad