Público
Público

Sonsoles se siente como en una "sartén hirviendo"

Amigos de la esposa del presidente José Luis Rodríguez Zapatero hablan para la revista 'Vanity Fair'

OTR/PRESS

Como en 'una sartén hirviendo' y 'enjaulada'. Así se siente Sonsoles Espinosa, mujer del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, según relatan sus amigos en un reportaje de Vanity Fair.

Los más allegados subrayan que Espinisa es muy celosa de su intimidad, carece del más mínimo interés por conseguir el protagonismo político y 'no tiene la llave de la reelección de Zapatero'.

Sonsoles, que ha autorizado a sus amigos a hablar para la publicación, se escapa siempre que puede a León a tomar un café con los suyos, afirma su amiga Lola, esposa del periodista y crítico musical Miguel Angel Nepomuceno.

Al parecer, la esposa del presidente del Gobierno no se considera la primera dama y cree que ése es 'un papel que corresponde a la reina y luego está la princesa de Asturias'.

'Al margen del coro, sus hijas, sus paseos y la piscina, no hace vida social'

Asimismo, la diseñadora Elena Benaroch afirma que Sonsoles 'adora caminar por los bulevares de París, incluso se siente más libre en Barcelona que en la capital' y califica de 'ventaja' el hecho de que participe en un coro dado que esto 'le permite viajar de manera anónima por todo el mundo'.

'Sonsoles no está en su sitio y busca el suyo. La empujo a que venga a la tienda y nos tomemos un café para que salga. En Madrid se siente enjaulada porque es muy celosa de su intimidad. La vida que hace es muy doméstica. Al margen del coro, sus hijas, sus paseos y la piscina, no hace vida social. No le divierte La Moncloa. Ni le interesa. Por eso le espanta que la reconozcan por la calle', expone la diseñadora.

La también amiga y directora del departamento de Educación y Cultura del Gabinete de Presidencia, Marifé Santiago, precisa que Espinosa 'no quiere saltarse etapas', en alusión a los comentarios que hay en el PSOE de que ella quiere volver a la tranquilidad de la vida de provincias. Afirma que su amiga 'sabe que su sitio está en Madrid con su marido' y señala que 'por supuesto, no tiene la llave de la reelección de Zapatero, como se ha dicho'.

El sacerdote que casó a Sonsoles Espinosa y a José Luis Rodríguez Zapatero, Samuel Rubio, ejerce de 'mentor en la música' de la esposa del presidente, a la que califica de 'constante y disciplinada' y de la que añade que es 'muy cabal y poco contestaria'. El cura añade que ahora es 'más rebelde que de estudiante' aunque sigue siendo una persona 'sencilla y cercana'.

Además, considera que Sonsoles se implica mucho en los temas relacionados con su cultura y su ciudad, y consigue 'desde la sombra y con la discreción que la caracteriza que se hagan realidad ciertas cosas, como que la catedral de León tenga un órgano nuevo'.

El órgano, 'cuesta unos 300 millones de las antiguas pesetas y como es un tema de Patrimonio Nacional pues llegan hasta el Consejo de Ministros', recalca el sacerdote que añade que también ella consiguió que las cantatas de Bach llegaran a la catedral de León. 'Me pasaron el presupuesto y a mí se me escapaba, ella hizo unas llamadas y pudieron venir aquí', afirma Samuel Rubio.

Más noticias