Público
Público

La tarifa web reducirá hasta un 60% el precio del AVE

OLIVIA CARBALLAR

La chaqueta verde y los zapatos a juego fueron una elección inconsciente: 'Hice la maleta el jueves y no pensé en ponerme este color por Andalucía'. Ni por aquello del verde esperanza. Pero lo que muy conscientemente la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, no olvidó meter en la maleta fue el anuncio con el que ayer enfundó la llegada del AVE a Málaga, su tierra: los precios bajarán en toda España hasta casi un 60% si el billete se compra con una antelación mínima de 15 días en internet. Es la nueva tarifa web.

Álvarez puso de ejemplo el trayecto Madrid-Málaga: 30,40 euros frente a los 73,5 de la tarifa sencilla. Según esta reducción, viajar de Madrid a Sevilla puede costar unos 29,6 euros -frente a los 71,70 del billete sencillo-; hasta Lleida, 25 euros -frente a los 59 actuales-; y unos 12,5 euros hasta Valladolid -31,50, el sencillo-. Estas aproximaciones, calculadas a partir del dato de Fomento, están pendientes de la aprobación de Renfe, cuyo consejo de dirección se reunirá el 27. La tarifa sencilla Madrid-Valladolid y Madrid-Málaga se podía comprar ayer por la tarde, pese al caos de la mañana.

Más rebajas

Pero había más rebajas en la maleta de la ministra. Una tarifa puente, dirigida a ejecutivos y empresarios, y que no necesita reservas. Y la estrella, que supondrá una reducción del 40% si la compra se realiza con una semana de antelación.

Así que, dejando a un lado Barcelona y si todo marcha como ayer, la ministra más resistente de la legislatura se comerá el pavo sin atragantos esta Nochebuena. El 22 de diciembre comenzará a funcionar el AVE a Valladolid y al día siguiente le tocará el turno al último tramo de alta velocidad que une la capital de España con la Costa del Sol. Ayer, la prueba Antequera-Málaga resultó impecable de principio a fin en la media hora de duración.

Ni las reprobaciones, ni las peticiones de dimisión, ni el amago de lluvia impidieron a Álvarez -más como persona que como ministra- presumir de sonrisa en los casi 55 kilómetros del viaje. El tren, un Talgo, no superó los 160 kilómetros por hora, pero rebasará los 300 cuando esté en marcha. 'Hoy estoy especialmente feliz porque fui yo, como consejera [andaluza] de Economía, quien propuse en 1997 esta conexión', dijo.

Más noticias