Público
Público

Una tasa injusta y poco eficiente

PÚBLICO

¿Qué es el copago?

El copago sanitario es una tasa que debe satisfacer el usuario para acceder a la asistencia sanitaria. Puede ser más o menos elevada dependiendo de su objetivo concreto, aunque en general busca reducir la demanda de servicios sanitarios y por tanto reducir el gasto.

¿Es una medida justa?

No, porque al final repercute en las personas con menos recursos, que podrían dejar de beneficiarse de un derecho constitucional como es la asistencia sanitaria por el efecto disuasorio del pago. Su aplicación contraviene además la Ley General de Sanidad, que establece que la asistencia debe prestarse en condiciones de igualdad efectiva.

¿Existe el copago en la sanidad pública española?

Actualmente existe un copago, pero sólo sobre la prestación farmacéutica, de forma que la población activa paga un 40% por los fármacos y la pasiva, un 0%. Sin embargo, cada vez más voces demandan un cambio de este modelo hacia otro más progresivo basado en los niveles de renta.

¿Solucionaría una tasa el déficit del sistema sanitario?

Debido a la crisis y al aumento de pacientes provocado por el crecimiento de la población y el envejecimiento de la misma, el sistema sanitario arrastra un déficit de entre 10.000 y 15.000 millones de euros según distintas fuentes. Si el copago tuviera que servir para enjugarlo sería necesario cobrar entre 80 y 100 euros por paciente, según señalaba ayer el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos. Si su cuantía fuera simbólica y su objetivo disuasivo, las víctimas también serían los que menos tienen, generalmente los pensionistas con escaso poder adquisitivo y dolencias crónicas.

¿Quién defiende la medida?

El debate sobre el copago se ha avivado a raíz de la crisis, pero siempre ha sido objeto de debate en el ámbito de la economía de la salud. Palabra maldita para los políticos por su impopularidad, los defensores de la medida, por su supuesta efectividad economicista, son algunos representantes del mundo académico y exresponsables sanitarios, además de la CEOE, que ayer respaldó estas tasas.

¿Es efectiva?

El copago podría generar ahorros a corto y medio plazo, pero podría generar problemas de salud más costosos de tratar después en aquellos pacientes que retrasen su visita al médico y sufran una agudización de su dolencia.

¿Es sostenible el sistema a su coste actual?

La sanidad pública es uno de los servicios más valorados por los ciudadanos. Según el Ministerio de Sanidad, el actual coste del sistema, de en torno a 1.500 euros por paciente y año, es perfectamente asumible por un país como España, tomando, eso sí, medidas de racionalización y control de costes.

Más noticias de Política y Sociedad