Público
Público

Por qué temer a la nueva gripe si se está embarazada

Los ginecólogos defienden la efectividad de las vacunas y los antivirales

VANESSA PI

El embarazo debilita el sistema inmunológico de la mujer. Además, el crecimiento del feto lleva a que el abdómen comprima los pulmones y se reduzca la capacidad respiratoria. A ello hay que sumar que el sistema circulatorio se sobrecarga. En conclusión, la embarazada es más proclive a sufrir problemas cardiorespiratorios, es más vulnerable ante una amenaza infecciosa, como la gripe.

Las embarazadas, no obstante, no deben tener un miedo especial a la gripe A, siempre que estén sanas y sigan las pautas de las autoridades sanitarias y las sociedades médicas. 'Son un grupo de riesgo, pero como lo son también de la gripe estacional y de otras infecciones', señala el ginecólogo y presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), Ezequiel Pérez Campos.

El presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), José Manuel Bajo Arenas, insiste en que el riesgo no debe llevar a la alarma: 'No va a haber un cataclismo. No todas las embarazadas van a tener problemas, aunque es evidente que hay que estar alerta'.

Y precisa: 'Habría que empezar a vacunar a las embarazadas en cuanto esté lista la vacuna. En cuanto se presenten los síntomas, si la mujer ya sufría algún problema pulmonar, como ocurrió con las embarazadas que han muerto en España por gripe A, el riesgo es altísimo'.

El especialista aconseja que ante la aparición de los primeros síntomas, la embarazada empiece a tomar antiretrovirales. Aunque no se han documentado posibles efectos adversos de estos tratamientos en humanos, en este caso priman siempre los beneficios sobre los riesgos.

'Una vez declarada la enfermedad, la embarazada debe estar más observada que el resto de la población, porque es más fácil que desarrolle complicaciones', añade Pérez Campos.

Por su parte, Pilar Viana, ginecóloga del Hospital USP San Camilo de Madrid, quita hierro al asunto. Defiende que una embarazada sana, sin enfermedades previas y que esté bien vigilada por su ginecólogo, 'no tiene por qué ser más proclive a contraer la gripe A ni a evolucionar peor que el resto de la población'.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que las embarazadas corren 'un riesgo mayor', pero destaca que lo mismo ocurrió con pandemias anteriores. Además, según este organismo, las embarazadas ya son grupo de riesgo de la gripe estacional.

La diferencia con el virus H1N1, argumenta la OMS, es que 'afecta a personas más jóvenes en comparación con las epidemias estacionales'. De ahí que las mujeres embarazadas, en su gran mayoría jovenes, sean un grupo a vigilar.

Según un estudio publicado en Lancet con datos de EEUU, las embarazadas tienen más riesgo de sufrir el carácter letal de la gripe si no toman retrovirales a tiempo. En España, de los 20 muertos, tres eran embarazadas y al menos dos con patologías previas.

Más noticias