Público
Público

La trama "compró" a un tránsfuga en Sevilla

Peñas destapa la operación que tumbó al PSOE en Bormujos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Pablo Crespo me comentó que había bajado disfrazado a Bormujos [Sevilla] a entregar una maleta con dinero. [Iba] con una peluca y con unas gafas oscuras para que no se le reconociera'. La frase, referida a la moción de censura que en enero de 2005 derribó al PSOE en ese pujante municipio sevillano, es de José Luis Peñas, denunciante del caso Gürtel e imputado en la causa. La pronunció ante el juez Antonio Pedreira, que investiga la trama. La fiscalía le pidió luego que concretara a quién había pagado Crespo, ex secretario general del PP gallego y número dos de Correa en la red corrupta. Y Peñas responde: 'Al tránsfuga'. Añade que no recuerda su nombre.

El tránsfuga se llama José Sánchez. Pertenecía a un pequeño partido, AIB-La Paloma, que apoyaba al alcalde socialista de Bormujos, Juan Antonio Iglesias. En enero de 2005, junto al PP y los hombres del independiente Baldomero Gaviño, alcalde hasta la victoria socialista de 2003, Sánchez promovió la moción de censura que tumbó el gobierno local. Un juez de Sevilla investigó el caso tras la denuncia de los ex compañeros de Sánchez en AIB, quienes manifestaron entonces que el empresario Eusebio Gaviño, primo del ex regidor, les había ofrecido 840.000 euros. El caso se archivó por falta de pruebas a finales de 2006. La moción se fraguó después de que el alcalde socialista elaborase un plan general urbanístico muy diferente al que pretendía Gaviño.

Ahora, Peñas y una conversación de Francisco Correa incorporada al sumario de la Gürtel, ofrecen más datos sobre el escándalo. Esa charla tuvo lugar durante un almuerzo celebrado en octubre de 2006. Los comensales eran Peñas, Correa, Crespo y Juan José Moreno, ex edil del PP en Majadahonda. En un momento dado, Moreno cuenta a Correa que uno de sus socios, Jesús Calvo Soria, estaba imputado en la causa sobre Bormujos.

Calvo Soria, que pagó el hotel en la que los ediles pasaron las horas anteriores a la moción, y Máximo González Jurado, presidente del Consejo de Enfermería, urdieron el asunto, según dijo Correa: 'Jesús va a echar toda la mierda a Máximo. Ahí el que manejó los hilos fue Máximo. Espero que no me salpique. Menos mal que no bajé a Bormujos y que allí no me conoce nadie', fue su frase textual.

Peñas también implica a Tomás Martín Morales, imputado y alto cargo del PP en Arganda y Boadilla. Este redactó un contrato que Peñas definió así: 'Tú te vas del partido, te vienes con el mío y yo me comprometo a hacerte teniente de alcalde, pero tú me apruebas todos los planes urbanísticos que yo te digo en un documento firmado'. Peñas dice tener ese contrato.

Crespo, en un viaje a Se-villa en junio de 2006, se llevó 957.300 euros, que fueron a parar a la caja B de Correa. Un informe de Hacienda atribuye ese dinero a 'una posible operación urbanística puesto que el contable se refiere probablemente a una oferta pública de adquisición de suelo'.

Más noticias en Política y Sociedad