Público
Público

El TSJM avala ahora las escuchas ordenadas por Garzón

Este mismo Tribunal anuló otras escuchas ordenadas por el juez entre varios implicados en la trama en la cárcel

AGENCIAS

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha avalado la legalidad de la intervención de los teléfonos de los principales imputados del caso Gürtel, una medida que fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y que había sido recurrida por Francisco Correa y sus presuntos compinches.

El alto tribunal madrileño asegura en un auto hecho público este martes que Garzón "no olvidó sus deberes como juez" a la hora de ordenar pinchar los teléfonos de la "Gürtel" y afirma que la medida fue totalmente lícita y no vulneró los derechos fundamentales de los imputados.

A finales de marzo, este mismo tribunal anuló otras escuchas que había autorizado Garzón entre Correa y su número dos con sus abogados en la cárcel madrileña de Soto del Real, donde se encuentran en prisión provisional, por considerar que vulneraban varios de sus derechos, como el derecho de defensa, y la ley penitenciaria que sólo permite intervenir comunicaciones de internos con sus abogados en los supuestos de terrorismo.

Por estas mismas escuchas en prisión Garzón ha sido demandado ante el Tribunal Supremo, que esta semana confirmó la apertura de un tercer procedimiento contra el conocido magistrado por los delitos de presunta prevaricación y contra las garantías de la intimidad.

La intervención de los teléfonos fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional en agosto de 2008 y prorrogada posteriormente en septiembre, octubre y diciembre de ese año así como en enero de 2009, es decir, antes de que se destapara la investigación.

Estos "pinchazos" fueron impugnados en octubre pasado por Correa y otros 14 imputados después de que el instructor del caso en el TSJM, el juez Antonio Pedreira, decidiese por primera vez levantar parcialmente el secreto de sumario.

 Estos "pinchazos" fueron impugnados en octubre pasado por Correa

Los imputados alegaron que estas intervenciones vulneraron sus derechos fundamentales porque carecieron del necesario control judicial y no estuvieron convenientemente motivadas. Además, los implicados aseguraron que los medios empleados para averiguar sus números de teléfonos no fueron lícitos.

El TSJM da ahora la razón al juez Garzón y desmonta las tesis de los imputados. Por un lado, el tribunal señala que "de lo actuado se desprende con total nitidez la vía lícita a que se acudió para la obtención de los números de teléfono".

Por otro, recuerda que antes de la intervención de los teléfonos, ya se habían practicado "numerosas diligencias de indagación que aportaron indicios sólidos de los que pudo obtenerse una base firma para planear actuaciones ulteriores".

Más noticias de Política y Sociedad