Público
Público

De la Vega recoge los elogios de las televisiones privadas por el recorte de publicidad en RTVE

La vicepresidenta descarta el canon para costear la televisión pública y anuncia "vías alternativas de financiación" sin gravar los Presupuestos

MIGUEL ÁNGEL MARFULL

El Gobierno desveló ayer la segunda clave consecutiva en sólo dos días sobre el futuro modelo de financiación de la televisión pública. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, descartó la aplicación del canon –tasa fija por hogar–  para sostener RTVE, después de que Rodríguez Zapatero anunciara horas antes una “drástica reducción” de la publicidad que emite el canal público.

Esta secuencia de anuncios despertó ayer el aplauso de las privadas, una fría acogida por parte de la televisión pública, algunos recelos de sus sindicatos y el rechazo del PP e IU.

El canon es un impuesto por hogar que se aplica en Europa –excepto en Portugal–  para sufragar los servicios públicos de televisión. De la Vega anunció ayer que el Gobierno trabaja en “otras vías alternativas de financiación que no graven los Presupuestos”, aunque rehusó aclarar cuál será la fórmula elegida. La vicepresidenta quiere exponerlas antes a los sectores implicados, aunque los operadores privados las conocen ya con más detalle que RTVE, que se ha mantenido al margen de la negociación, como adelantó Público el pasado mes de marzo.  

A la espera de conocer el contenido concreto de la propuesta, el presidente de Uteca, asociación que agrupa a las televisiones privadas, adelantó ayer una acogida calurosa a las iniciativas del Gobierno relacionadas con este sector. Alejando Echevarría, que también preside Tele 5, calificó de día “histórico y maravilloso” el pasado martes, cuando el jefe del Ejecutivo apostó por un recorte “drástico” del número de anuncios en la cadena pública. Echevarría destacó “la labor de la vicepresidenta Fernández de la Vega” a quien calificó de “persona admirable, seria y honesta”. “Estamos contentos con las cosas que este Gobierno está haciendo por nosotros”, concluyó el máximo representante de la patronal de las privadas.

Esta efusividad contrasta con la frialdad los responsables de la televisión pública. No han hecho pública una valoración oficial aunque sí manifiestan una inquietud oficiosa. “Carezco de la información mínima para poder formular una opinión”, admitió ayer Javier Pons, director de TVE.

“Holgura” para las privadas

Las dificultades que atraviesa el sector –la publicidad ha bajado un 40% en marzo, según Uteca– han forzado al Ejecutivo a “acelerar” las reformas que limitarán la publicidad en la televisión pública para dar “mayor holgura” a los operadores privados, según explicó ayer De la Vega.
Con esta urgencia, el Gobierno encara ahora la última fase de las negociaciones que decidirán el futuro mapa audiovisual en España, incluida la financiación de la televisión pública. Según anunció ayer la vicepresidenta, el nuevo modelo del sector se conocerá “pronto, muy pronto”. Antes, De la Vega se reunirá con los responsables de las cadenas privadas, la dirección de la pública, y sus representantes sindicales. Un portavoz de Uteca  cree que este encuentro podría celebrarse en un plazo de “dos semanas”.

La propia vicepresidenta avisó el martes a la dirección de RTVE y a sus sindicatos del anuncio que se proponía realizar Zapatero. Las centrales de la corporación pública recelan de un modelo que suponga una “supresión total” de la publicidad en la cadena estatal, como señaló ayer UGT, que sí es partidario de una reducción. El resto de sindicatos comparte una pregunta: ¿Habrá financiación suficiente para RTVE? De la Vega aseguró ayer que sí al reiterar la apuesta del Ejecutivo por una televisión pública “mayoritaria, independiente, de calidad y sostenible”.

En el Congreso, donde deberá debatirse la Ley General Audiovisual, el PP tachó de “ocurrencia” el anuncio de Rodríguez Zapatero mientras IU rechazaba también la iniciativa, ya que, según su diputado Gaspar Llamazares, supondría poner a la  corporación pública “a los pies de los caballos” de unas televisiones privadas que, según recalcó, siguen teniendo beneficios.

Más noticias de Política y Sociedad