Público
Público

Veinte años no es nada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vigésimo aniversario es hoy. Sí. ¿Pero acaso no se celebró este aniversario ayer en el restaurante Río Grande, de Sevilla? Mira por dónde, un día como hoy, hace veinte años, el magistrado Luis Manglano dictó la orden de detención de Rosendo Naseiro, el entonces tesorero del PP, y otras cinco personas por una trama de negocios inmobiliarios ilícitos con la que se financiaba el partido. Sabemos por el tango de Alfredo Le Pera que es un soplo la vida/que veinte años no es nada/tengo miedo del encuentro con el pasado que vuelve a enfrentarse con mi vida/pero el viajero que huye tarde o temprano detiene su andar ¿Mariano Rajoy, el viajero que huye, ha detenido por fin su andar con la baja temporal de Luis Bárcenas? En el PP una persona relevante, después de varios días de abatimiento, dice: 'Al final va a ser que Mariano es un killer'.

El montaje organizado por José María Aznar ayer frente al río Guadalquivir ha sido una impostura, tanto más cuanto diez de esos veinte años conmemorados han sido caldo de cultivo de la corrupción de Francisco Correa y su banda en varios ayuntamientos, comunidades autónomas y en el cuartel de la calle Génova.

Aznar, el impostor, dijo ayer que la Constitución de 1978 y la Transición 'están en entredicho'. Los hechos son: en un artículo titulado Hablar Claro, en el diario La Nueva Rioja, en septiembre de 1979, Aznar escribió: 'Que nuestra democracia tiene graves defectos y fallos es un hecho evidente: unos sancionados por una Constitución demasiado ambigua y otros por reiteradas prácticas viciosas de lo que, al modo occidental, se entiende por política democrática'.

Por tanto, fue él quien puso en entredicho, poco después de su nacimiento, la Constitución española y la Transición.

El impostor afirma: 'Ofrecimos la convicción de que una sociedad no puede desarrollarse sin valores de referencia ni principios morales'.

Los hechos son: ya desde la llegada en 1996 del PP al Gobierno, según relata Correa ante el juez Antonio Pedreira en un vídeo que se puede ver y escuchar en Internet, la banda Gürtel comenzó a penetrar ayuntamientos y comunidades. Lo que, claro, arroja un potente y nuevo haz de luz sobre las dos legislaturas de Aznar.

El impostor asegura la existencia de una 'determinación política para demostrar a los españoles que el PP era, y debe seguir siendo, incompatible con la corrupción' y que 'los españoles no entenderían que el partido dejase de ser incompatible con la corrupción'.

Los hechos son: el PP fue 'compatible' con la corrupción desde la primera legislatura de Aznar, ya que la red de Correa comenzó su orgía corruptora entonces. La presencia de Don Vito, como se hacía llamar, invitado por Aznar a la boda de su hija en El Escorial, no es sino la expresión descarnada de ese proceso corruptor.

El impostor alega: 'Debemos estar siempre alerta, no restar nunca valor a la honradez, y no tolerar nunca ni minimizar la corrupción. El PP que surgió del Congreso de Sevilla fue implacable contra la corrupción, y creo que nuestros militantes nos exigen que así siga siendo'.

Los hechos son: el PP llegó, seis años después del Congreso de Sevilla, al Gobierno. Y la corrupción de Correa, según el material hecho público por el juez Pedreira, nació, creció y se extendió desde mediados de la primera legislatura de Aznar.

Más noticias en Política y Sociedad