Público
Público

Sé quién eres y dónde vives

Un juzgado facilita por error a un grupo mafioso la identidad y domicilio de al menos nueve policías que participaron en la detención de sus integrantes

Ó. LÓPEZ-FONSECA

Antonio es un nombre ficticio. Su historia, no. Él es policía de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Costa del Sol y, por primera vez en su carrera, tiene miedo por lo que pueda pasarle a su familia a causa de su trabajo. Por ello, desde hace unos días baraja que su mujer y sus dos hijos se vayan a vivir a casa de un familiar. El motivo: su nombre, apellidos, número de DNI y dirección particular obran en poder de un grupo de peligrosos delincuentes de origen francés en cuya detención participó en 2007 y a los que se va a juzgar próximamente en la Audiencia de Málaga.

Los agentes descubrieron el error al ser citados a declarar en el juicio

Una información que, por error, obra en el sumario que se instruyó contra estos presuntos mafiosos y al que, por tanto, tienen acceso estos a través de sus abogados. Él se enteró, precisamente, porque el tribunal le remitió hace unos días a su casa la citación para que acuda al juicio a declarar como testigo contra ellos. Lo legalmente establecido es que dicha comunicación se haga a la unidad policial con la única identificación del número de carné profesional del agente.

Sin embargo, el caso de Antonio no es único. La identidad de al menos otros ocho agentes de la UDYCO y del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) que participaron en aquellos arrestos también aparecen en el sumario. Así lo denunció ante el Ministerio del Interior el Sindicato Unificado de Policía (SUP). en una reunión del Consejo de Policía celebrada el 20 de enero. Para el SUP, el error ha puesto en peligro la vida de los agentes y de sus familias.

Los datos aparecían en otra causa que acabó incorporada al sumario

Fuentes de este sindicato recalcaban ayer a Público la peligrosidad de la banda: 'Cuando se los detuvo, tenían seis pistolas, dos revólveres, chalecos antibalas y un largo historial de delitos violentos tanto en España como en Francia'. En este sentido, recuerdan que uno de ellos ya fue condenado en 1998 por su vinculación con el asesinato de un guardia civil en Jaén. 'Incluso, Europol alertó en 2008 de que miembros de la banda en libertad preparaban un asalto para liberarlos', añaden.

Los agentes exigen que se aclare cómo han llegado al sumario sus datos personales y apuntan como posible origen de error a que el mismo juzgado que instruyó la causa, el número 5 de Marbella, también dirigió la investigación contra otros dos policías por corrupción. La Unidad de Asuntos Internos les tomó declaración por las actividades de sus compañeros y reflejó sus identidades en documentos que, finalmente, acabaron en el sumario contra el grupo mafioso.

Más noticias