Público
Público

Zapatero advierte de que tiene autonomía para gobernar

Pide a sus parlamentarios que busquen acuerdos aplicando el programa electoral del PSOE: "Derroquemos la confrontación y los insultos y que primen las ideas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mucha mano tendida y mucho diálogo, pero aplicando con autonomía el programa electoral del PSOE, que para eso ha sido respaldado por más de once millones de españoles.

Ese vino a ser el mensaje que dio este miércoles José Luis Rodríguez Zapatero ante los parlamentarios del PSOE, en plena negociación para conseguir los apoyos necesarios para su investidura los próximos 8 y 9 de abril.

'Hay más de once millones de españoles -un 44% de los ciudadanos- que quieren que llevemos adelante nuestro proyecto político con autonomía, con diálogo, sí, pero con autonomía. Y puedo comprometerme ante vosotros que así va a ser', les dijo el presidente del Gobierno en funciones a los suyos.

Zapatero hizo el gesto de llegar al Congreso en el mismo coche de José Antonio Alonso, la estrella política del momento por su próximo cargo de portavoz parlamentario. Nunca antes se había dado tanta trascendencia a ese puesto, pero esta vez se ha querido convertir en la imagen de una nueva etapa, al menos, hasta que se conozca oficialmente quiénes formarán el nuevo Gobierno.

Alonso y quien será su segundo, Ramón Jaúregui, fueron felicitados, aplaudidos y refrendados por aclamación por los parlamentarios socialistas. Sólo habló el presidente del Gobierno en funciones y tampoco se puede decir que su intervención de ayer vaya a ser de las que merecen ser recordadas más de un día.

Como todo presidente que inicia una legislatura, y más sin tener mayoría absoluta, la palabra que más repitió fue diálogo, seguida de otras similares como consenso. Así, expresó su deseo de que 'primen los argumentos y derroquemos la confrontación, primen las ideas y derroquemos los insultos'.

Actitudes fundamentalistas

'En esta legislatura, debemos procurar fomentar y favorecer el diálogo y el entendimiento, a pesar de las posiciones que podamos encontrarnos, a pesar de las actitudes más fundamentalistas. Quiero que el Grupo Socialista, que representa al partido central de la vida política española, sea el canalizador de diálogo y de acuerdos con todos los grupos', dijo, pensando en el resto de partidos.

Como mensaje a los suyos les dijo: 'No olvidéis, que estamos aquí en nombre de los ciudadanos y en representación de la gente. Pero no olvidemos nunca que representamos un proyecto político que tiene señas de identidad, que tiene valores y que tiene principios. Y que en toda acción que despliegue ha de tener como prioritario el interés y las necesidades de los que no tienen de todo, de los más débiles, de los que tienen que ganar un derecho a tener oportunidades. No nos olvidemos nunca que representamos a un partido que se llama socialista'.

En el capítulo de buenos deseos para esos acuerdos hizo especial énfasis en la lucha contra el terrorismo: 'España necesita acuerdos para los próximos cuatro años. Son acuerdos importantes para el mantenimiento, la defensa y la extensión de los valores de la libertad, de la democracia y la lucha hasta conseguir el final absoluto de la violencia del terrorismo que sobra radicalmente en un sistema democrático y que tanto nos ha hecho sufrir'.

Consenso antiterrorista

'Espero que ese sufrimiento compartido, que tiene toda la sociedad española, sea el elemento central que permita el entendimiento sincero y noble, en los próximos cuatros años, en la lucha contra el terrorismo. Por nosotros no va a faltar', aseguró Zapatero.

Como objetivos habló expresamente de igualdad, innovación, desarrollo sostenible, nuevos derechos, ayuda al desarrollo, presidencia de la UE y convivencia.