Público
Público

Zapatero niega a Rajoy la revancha

"El PP siempre está esperando una segunda vuelta, pero no toca", sostiene el presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cada tiempo tiene su afán y el 7 de junio es el de las elecciones al Parlamento de Europa, no el de la revancha del 9-M. 'Son elecciones europeas. Para el PP son otro tipo de elecciones porque Rajoy siempre está esperando una segunda vuelta, pero no toca'. Con esta declaración arrancó ayer José Luis Rodríguez Zapatero la campaña oficial del PSOE para el 7-J, a pesar de que lo hizo en Murcia, la misma plaza elegida para abrir la campaña de las últimas generales. Su agenda electoral, que en origen llegó a prever doce actos, que luego se vieron rebajados a nueve, va por siete y varía de día en día, sin que esté cerrada 'oficialmente'.

Sentado el principio de que rechazará la interpretación en clave nacional de los resultados de las elecciones europeas, para las que el PP parte con ventaja en la mayoría de los sondeos y en los ambientes políticos, Zapatero pronunció un discurso de fuerte acento ideológico, en el que resaltó que el Gobierno que preside asumirá la Presidencia de la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2010. También recordó que fue el PSOE 'el que propició, con el apoyo de toda la sociedad española, la integración en la Unión Europea, bajo el mandato de Felipe González'.

El líder socialista reclamó la necesidad de una mayoría progresista en el Parlamento europeo para 'frenar' a la derecha, que según dijo-'pondría en cuestión el modelo social y el Estado del bienestar', pero la mayor parte de su discurso tuvo un claro sesgo de política nacional, algo inevitable si se acepta que, como dijo, 'el Parlamento europeo va a tener cada vez más poder y decidir más cosas de las que afectan a nuestra vida'.

En el marco de la confrontación ideológica, el presidente señaló que 'ya nadie defiende la política de Bush y de los neoconservadores, tan desastrosa para el mundo, para la paz y para la economía'. Lo dijo para, con un recurso preparado, corregirse a sí mismo: 'Casi nadie Hay un partido que se llama PP y un dirigente político, que se llama José María Aznar, que sigue defendiendo las tesis que hasta los norteamericanos han votado masivamente para decir que por ahí no puede ir el mundo', afirmó.

Zapatero acusó al PP de 'desentenderse' de problemas como el cambio climático para subrayar la 'irresponsabilidad' de sus dirigentes en contraste con la 'responsabilidad' que se atribuyó a sí mismo: 'Yo me hago responsable de los problemas. Sí, yo me siento responsable de la crisis económica y lucho por vencerla'. En este punto, hizo un nuevo llamamiento a los gobiernos autonómicos (en Murcia gobierna el PP) 'para que sumen esfuerzos lealmente' y aseguró que el acuerdo que quiere cerrar próximamente con sindicatos y empresarios 'será para mejorar la protección social, no para deteriorarla'.

Contagiado por el entusiasmo de sus seguidores, afiló su perfil de izquierdas hasta proclamar: '¡Sólo faltaría que la octava potencia del mundo tuviera que bajar las pensiones. No, antes que contribuyan los que más tengan!'. Y, en el marco de su propuesta de reformular el modelo de crecimiento, defendió que 'el futuro no se puede sostener sobre un montón de cemento o un mar de petróleo', mientras que definía a los conservadores como 'amantes del ladrillo y del desarrollo de cartón-piedra', que actúan guiados únicamente por una visión 'cortoplacista', sea en la política o en la economía. 'Siempre buscando el beneficio a corto plazo. Eso es lo que les pasa al PP y a Rajoy', enfatizó para cerrar el bucle con el que quedó inaugurada oficialmente la campaña del PSOE.

Con la mirada puesta en la presidencia de la UE, el presidente del Gobierno abogó por abrir una nueva etapa en la que 'Europa coopere y sume esfuerzos con Estados Unidos para un mundo mejor, con la esperanza que ha abierto la llegada de Barack Obama', el referente con el que el PSOE concurre a estas elecciones, como la marca europea de los demócratas estadounidenses.

 

Las Juventudes Socialistas lanzaron ayer la primera entrega de los ‘Vídeos de Oreja Mayor’, en los que se siguen los pasos de un candidato imaginario con una visión del mundo antigua y autoritaria, con poca habilidad para entender a los jóvenes y que se muestra incapaz de comprender la sociedad española y europea de hoy en día.

La organización juvenil del PSOE, cuyo secretario general –Sergio Gutiérrez– figura en la candidatura europea, asegura que su propósito es “introducir un tono humorístico y de parodia” en la campaña electoral.

El protagonista del vídeo lanzado ayer es un candidato que, a pesar de tener una oreja enorme, no es capaz de escuchar todo lo que tienen que decirle los jóvenes. Los creadores del spot buscan subrayar no sólo la diferencia entre partidos, sino también entre los cabezas de lista, Juan Fernando López Aguilar y Jaime Mayor Oreja.

El tercer vídeo oficial emitido por el PSOE desde que comenzó la precampaña electoral, en el que aparecen actores que hacen pronunciamientos de carácter xenófobo y homófobo para advertir contra un posible triunfo de la derecha, alcanzó ayer las 66.000 visitas en el canal oficial del PSOE en Youtube.

Más noticias en Política y Sociedad