Público
Público

Zapatero, Sarkozy y Prodi crean un club de países mediterráneos

El presidente francés anuncia la primera cumbre para el 13 de julio de 2008 en París

ANA PARDO DE VERA

Nadie lo dijo con estas palabras, pero ayer, en Roma, con una hora de retraso sobre el horario previsto y sin admitir las preguntas que esperaban hacer los periodistas de tres países -con los consecuentes abucheos y silbidos finales-, los presidentes de España, Francia e Italia dieron por finiquitado el Proceso de Barcelona de 1995, impulsado, entre otros países pero sobre todo, por España. Este proyecto pretendió en su día establecer un amplio marco de relaciones políticas, económicas y sociales entre los estados miembros de la Unión Europea y los países socios del mediterráneo.

Pero en su lugar, José Luis Rodríguez Zapatero, Romano Prodi y Nicolas Sarkozy anunciaron ayer el nacimiento de una nueva iniciativa, la Unión por el Mediterráneo. El impulsor de la misma, según aseguraron fuentes asistentes al encuentro entre los tres mandatarios, fue el presidente francés y el lugar elegido para que viera la luz ayer, la capital de Italia.

Romano Prodi fue muy claro al principio de su intervención, la primera de las tres: 'Nadie había impulsado hasta ahora de una forma clara el proyecto del Mediterráneo', aunque el jefe del Ejecutivo español recordó posteriormente la iniciativa de su país, el malogrado Proceso de Barcelona, y se resistió a enterrarla: 'Queremos que la Unión por el Mediterráneo sea una nueva etapa [del Proceso de Barcelona], un nuevo impulso y que los países del Mediterráneo asuman el protagonismo político determinante al lado de la UE'.

Por su parte, el presidente de la República francesa se reservó el derecho -a Francia corresponde la próxima presidencia de la UE, en 2008- de anunciar la primera iniciativa concreta de la Unión por el Mediterráneo: una Cumbre el 13 de julio de 2008 en París con los países de la ribera de este mar, aunque la intención es 'implicar a toda la Unión Europea', según confirmaron fuentes de la Moncloa al término de la comparecencia de los tres presidentes.

Medio ambiente

El presidente del Gobierno español centró el nuevo proyecto de los tres países en uno de los temas que, según sus colaboradores, más le preocupa en este momento, el respeto al medio ambiente. Zapatero adujo que 'si hay algún horizonte para superar la desigualdad de riqueza, afrontar el problema migratorio o dar una respuesta desde una visión anticipatoria del futuro, ése ha de ser abordar las necesidades medioambientales de aquello que nos une, el mar Mediterráneo'.

El jefe del Ejecutivo indicó que la Unión nace 'desde tres países profundamente europeístas; nace de la UE y sirve a la UE', para recordar a ésta, tal y como expresara ya Romano Prodi, que los países de la ribera mediterránea deben tener 'el protagonismo' de la política europea, pues es un 'área en donde se juegan cuestiones trascendentales para el orden internacional, para la paz, el reto del cambio climático y los movimiento migratorios'.

Más noticias