Público
Público

Zapatero se toma tiempo para decidir los pactos

El Comité Federal le dará manos libres, pero sus dirigentes se inclinan por CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sábado el Comité Federal del PSOE, entre intervenciones de euforia, dará a José Luis Rodríguez Zapatero manos libres para diseñar y negociar los acuerdos con los partidos minoritarios para ser investido presidente del Gobierno por segunda vez.

El líder socialista meditará en Doñana durante la Semana Santa y a la vuelta iniciará los contactos con los distintos partidos.

Su primera decisión será la del nombre de los portavoces parlamentarios del PSOE que deberán negociar con los demás grupos la Mesa del Congreso y del Senado, incluyendo las presidencias para las que optan José Bono y Javier Rojo. El cargo de portavoz en el Congreso lo han ocupado esta legislatura Alfredo Pérez Rubalcaba y Diego López Garrido.

Difícil contar con todos

Para los pactos de la investidura, diferentes dirigentes del PSOE y miembros del Gobierno coinciden en que será muy difícil contar todos los grupos, salvo el PP, tal y como ocurrió en 2004, sin perjuicio de que cada iniciativa pueda pactarse luego con distintos partidos.

La opción preferida por todos es la de asegurar los 11 escaños de CiU e intentar sumar a otros, para lograr mayor estabilidad.

CiU tiene la contraindicación lógica de las derivaciones en Catalunya, donde está en la oposición, pero tiene la ventaja de poder negociar de nuevo los Presupuestos y, sobre todo, el nuevo modelo de financiación autonómica.

Josep Sánchez Llibre, diputado de CiU, ha negociado y pactado tres modelos distintos con gobiernos diferentes.

Fuentes de La Moncloa consideran que también será complicado el acuerdo con el PNV en vísperas de las elecciones vascas previstas para otoño. Según esta versión, los nacionalistas vascos buscarán marcar distancias con los socialistas, tras sus malos resultados en las generales.

El apoyo de los dos diputados de Izquierda Unida es probable, pero esta posibilidad depende más de la lógica interna de la coalición, en plena crisis por su desastre electoral.

Es mucho más seguro el acuerdo con los dos diputados del BNG, con quien gobierna en Galicia.

El de la diputada de Nafarroa Bai lo tuvo en 2004, pero también podría depender del desacuerdo en la comunidad foral que facilitó el Gobierno de UPN.

Con Coalición Canaria es más que difícil porque son socios del PP en las islas y con la UPyD de Rosa Díez, ni se plantea siquiera.

Una vez pactada la investidura el siguiente paso de Zapatero será la formación del Gobierno a finales de abril y la preparación del Congreso Federal del PSOE previsto para finales de junio o principios de julio.