Público
Público

"Los acreedores buscan humillar al Gobierno griego", dice Tsipras ante los diputados de Syriza

"Ya es hora de que la UE decida si quiere poner de rodillas a un país o asegurar el futuro de Europa", dice el primer ministro ante los diputados de Syriza.

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis llega a una reunión en el Parlamento de Atenas con los diputados de su partido, Syriza. EFE/Simela Pantzartzi

AGENCIAS

BRUSELAS/ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, desafió el martes lo que denominó un intento por "humillar" a su Ejecutivo, diciendo que la insistencia de los acreedores internacionales en unos mayores recortes tenía motivos políticos.

En una comparecencia ante los diputados de su partido, Syriza reunido para evaluar la situación tras la interrupción de las conversaciones con Bruselas, el BCE y el FMI el pasado fin de semana, el jefe del Ejecutivo heleno añadió que quería un acuerdo que finalizase con los rumores de la salida de Grecia del euro, pero dijo que su Gobierno había sido elegido para acabar con la austeridad, manteniendo su postura desde que las negociaciones se rompieron el domingo. "El mandato que tenemos del pueblo griego es terminar con la política de austeridad", dijo, reafirmando la postura que ha mantenido desde la suspensión de las negociaciones con los acreedores el domingo.

Las declaraciones parecen profundizar en el estancamiento entre Atenas y sus acreedores, en unas crecientes señales de que Grecia podría estar dirigiéndose a un impago que la llevaría a salir de la zona euro.

Tsipras añadió que el Banco Central Europeo (BCE) estaba insistiendo en la "estrangulación" financiera para Grecia y acusó al BCE y la UE por resistirse a ofrecer un alivio de deuda. "Ya es hora de que Europa decida sobre el futuro no solo de Grecia sino también de la eurozona y si quiere poner de rodillas a un país o asegurar el futuro de Europa", señaló el primer ministro griego ante el grupo parlamentario de Syriza

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis consulta su móvil sentado en el suelo durante la intervención del primer ministro, Alexis Tsipras, ante el grupo parlamentario de Syriza. REUTERS/Costas Baltas

El primer ministro se reunió hoy también con varios líderes políticos a los que les trasladó que lo más importante es lograr un acuerdo que sea sostenible. Los representantes de la oposición coincidieron en pedirle que logre un acuerdo con los acreedores y evite la salida de Grecia del euro, una cuestión que en los últimos días se ha reavivado por la falta de acuerdo a tan solo dos semanas de que expire la prórroga del segundo rescate.

En los últimos días, Atenas ha atribuido parcialmente la falta de acuerdo a las desavenencias entre las tres instituciones. El FMI insiste en la necesidad de aplicar recortes drásticos en salarios y pensiones, pero está dispuesto a consensuar una reestructuración de la deuda, mientras la UE, flexible en la cuestión del ahorro, es inflexible respecto a la deuda.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, el del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, el del Consejo Europeo, Donald Tusk y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tras un almuerzo trabajo en Bruselas, con una videoconferencia con el presidente del BCE, Mario Draghi, en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

Tras la interrupción de las conversaciones el domingo pasado, las posiciones de ambos lados se han endurecido. Mientras los acreedores mantienen que su propuesta es "equilibrada" y tiene "pleno sentido económico", Atenas sostiene que no va a aceptar ningún pacto que no incluya la reestructuración de la deuda ni un paquete de inversiones para el país.

Ante la imposibilidad de acercar posiciones, las conversaciones pasan ahora a un nivel más alto, la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona, que se celebrará este jueves en Luxemburgo.

Más noticias de Internacional