Público
Público

Afganistán El jefe de la CIA se reunió el lunes con altos mandos de los talibanes

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha recibido en las últimas horas peticiones expresas de varios gobiernos aliados para que no concluya la retirada de tropas en el plazo previsto.

William Burns
William Burns. POOL / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

El director de la CIA, William Burns, se reunió el lunes en Kabul con altos mandos de los talibanes, entre ellos el principal dirigente político del grupo, el mulá Abdul Ghani Baradar, en plena gestión de las evacuaciones internacionales desde Afganistán y ante la creciente presión a Estados Unidos para que extienda su presencia militar en suelo afgano.

El encuentro fue organizado en secreto y no ha trascendido hasta este martes, cuando han informado de ella fuentes citadas por varios medios, entre ellos el periódico The Washington Post. La CIA se negó a comentar los detalles de esta reunión con los talibanes, pero las discusiones trataron probablemente de la fecha límite inminente del 31 de agosto en la que Biden pretende que el ejército estadounidense concluya su transporte aéreo de ciudadanos estadounidenses y aliados afganos.

Este cara a cara está considerado el de mayor nivel mantenido nunca con los talibanes, como han apuntado fuentes citadas por la cadena CNN. Bajo la Presidencia de Donald Trump, Estados Unidos ya selló en febrero de 2020 un acuerdo de paz con los milicianos que se tradujo en el repliegue de tropas que ahora está en su fase final.

Los talibanes han tratado de vender en las entrevistas una imagen menos radical que la de 2001

Con la reunión entre Burns y Baradar, las autoridades norteamericanas también habrían querido conocer de primera mano la posición de los talibanes sobre asuntos considerados clave, después de que en los últimos días los insurgentes hayan concedido numerosas entrevistas en las que han tratado de vender una nueva imagen, menos radical que la de 2001.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha recibido en las últimas horas peticiones expresas de varios gobiernos aliados para que no concluya la retirada de tropas en el plazo previsto, en un intento por ganar tiempo para completar las evacuaciones antes de ceder por completo el control de Kabul a los talibanes.

Las fuerzas norteamericanas son clave para la seguridad del aeropuerto, epicentro de estos traslados, pero por ahora Biden se ha ceñido al plan fijado. La situación de Afganistán será el único punto en una reunión de líderes del G7 convocada de urgencia este martes.

Washington estima que, desde el 14 de agosto, ha evacuado o facilitado a otros países el traslado de 58.700 personas. En las últimas 24 horas, se ha gestionado la evacuación de 21.600 personas, de las cuales 12.700 corresponden a las operaciones de 37 aviones militares norteamericanos, según fuentes de la Casa Blanca.

Más noticias de Internacional