Público
Público

Se agravan las tensiones en Suráfrica tras el asesinato del ultraderechista Terreblanche

El Movimiento de Resistencia Afrikáner culpa al presidente Zuma y clama "venganza".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tensiones en Sudáfrica se han acentuado tras el asesinato, la pasada madrugada, de Eugene Terreblanche, el líder ultraderechista del partido supremacista blanco Movimiento de Resistencia Afrikáner (AWB), quien apareció muerto a machetazos y golpes en su granja de la localidad de Ventersdorp, en la Provincia Noroeste del país. 

El secretario general del AWB, André Visagi, responsabilizó al gobernante del Congreso Nacional Africano (CNA) y a su dirigente juvenil, Julius Malema, del asesinato y aseguró, en declaraciones a la agencia local SAPA, que 'habrá venganza': 'Vamos a terminar los arreglos del funeral y luego mantendremos una conferencia cumbre el 1 de mayo en Pretoria (...) donde decidiremos qué acciones llevar a cabo en venganza por la muerte de Terreblanche'.

Previamente, tanto el presidente Zuma como la líder de la oposición, Hellen Zille, condenaron el asesinato de Terreblanche y pidieron calma para evitar la violencia y el aumento de la tensión racial 'en un momento en el que son ya muy altas', recalcó Zille.

Zuma advirtió contra posibles 'agentes provocadores que aprovechen esta situación para incitar o alimentar el odio racial', mientras Zille dijo que 'el asesinato de Terreblanche inevitablemente polarizará e inflamará las pasiones'. 

'El asesinato de Terreblanche inflamará las pasiones'

'La muerte de nuestro líder esta directamente relacionada a la canción matar a los boer de Julius Malema', recalcó Visagi, quien señaló que ni su partido ni el presidente del país y líder del CNA, Jacob Zuma, 'le han parado', pese a la interdicción judicial que le prohibió entonarla.

La canción matar a los boer (descendientes de los colonos holandeses que instalaron sus granjas en el interior de Sudáfrica y Namibia) que fue un himno del CNA durante el periodo del apartheid , ha sido considerada como 'discurso de odio' y prohibida por el tribunal superior de Pretoria, que advirtió a Malema que no podía entonarla en público, como hace últimamente en diversos mítines. 

Tanto Zille como el resto de partidos de la oposición han arremetido contra Malema, el líder de la liga juvenil del CNA, por entonar en sus actos públicos el himno, mientras el CNA ha anunciado que recurrirá la decisión judicial de prohibirlo.

Por su parte, Visagi indicó que, 'en el futuro, tendremos que protegernos a nosotros mismos de modo más adecuado' y recordó que la ley dice que 'todo el mundo tiene derecho a la vida, pero está claro que esto no tiene significado para los blancos en Sudáfrica'.

Otros partidos y organizaciones sociales han condenado el asesinato de Terreblanche, aunque algunos han señalado su condición de racista y la Organización del Pueblo Azania (AZAPO) ha afirmado que 'murió del mismo modo en que él mato a indefensos trabajadores agrícolas'.

La capitana de la Policía del Noroeste, Adele Myburgh, informó de que un hombre de 21 años y un menor de 15 han sido detenidos como supuestos autores del asesinato, y que declararon que habían discutido con Terreblanche porque no les pagaba el trabajo que hacían en su granja.