Público
Público

Al menos 34 muertos en Damasco por la explosión de dos coches bomba

Las explosiones tuvieron lugar en el distrito de Yarama, donde se refugian numerosos miembros de la comunidad drusa y cristiana. Los heridos ascienden a 89 según el Ministerio del Interior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 34 personas murieron el miércoles en Siria por la explosión de dos coches bomba en un distrito de Damasco. El atentado se produjo a primera hora de la mañana en el barrio de Yarmana, donde vive gran parte de la minoría drusa siria, además de cristianos que han huido de la violencia en otros puntos.

Según la televisión estatal, que cita fuentes del Ministerio del Interior el número de víctimas mortales es de 34. La cadena agregó que, además, otras 83 personas resultaron gravemente heridas. Fuentes oficiales explicaron a la agencia EFE que los dos coches bombas estallaron de forma consecutiva en la plaza principal de Yarmana, mientras que otros dos artefactos explotaron en zonas residenciales.

Testigos presenciales dijeron a la misma agencia que tras la segunda explosión se escucharon varias ráfagas de disparos. Según la agencia de noticias siria Sana, unos seis edificios y decenas de vehículos han sufrido daños en la plaza.

En los últimos meses, se han registrado al menos diez explosiones enYarmana. Uno de los ataques más recientes fue el del pasado día 19 cuando ocho personas perecieron por el impacto de proyectil de mortero en un autobús. Las autoridades sirias responsabilizan a 'grupos terroristas armados' de la violencia en el país, mientras que la oposición niega cualquier vínculo con ellos.

Una organización extremista, el Frente al Nusra, contraria al régimen de Bashar al Asad, se ha atribuido la responsabilidad de varios atentados en el país durante el último año. Por el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque de hoy en Yarmana.

La violencia se ha recrudecido en Siria en medio de la parálisis de los esfuerzos mediadores, que no han logrado poner fin a un conflicto que comenzó en marzo de 2011 y ha derivado en una guerra civil.