Público
Público

Al menos seis militares jordanos mueren en un atentado cerca de un campo de refugiados sirios

Los soldados pudieron destruir "varios vehículos hostiles que tomaron parte en el ataque", según un portavoz del Ejército

Camiones con refugiados sirios después de cruzar a territorio jordano con sus familias, en el campo de Rakban, en la zona fronteriza de Al Ruqban, cerca de la frontera. REUTERS / Mohamed Hamed

AGENCIAS

AMÁN.- Al menos seis guardias fronterizos han muerto y otros catorce han resultado heridos este martes como consecuencia del atentado con coche bomba perpetrado cerca de un campo de refugiados sirios en la frontera de Jordania con Siria, ha informado una fuente del Ejército jordano.

Según informaron las Fuerzas Armadas jordanas en un comunicado, el atentado fue perpetrado a las 05.30 hora local (02.30 GMT) contra una barrera de arena de los militares en la zona septentrional de Rakban. El coche cargado de explosivos ha estallado en una zona próxima al campo de refugiados sirios y en la que convergen las fronteras de Jordania con Irak y Siria.

El ataque todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo terrorista. Varios vehículos más usados en el atentado han quedado destruidos, según el Ejército. Un portavoz del Ejército jordano, citado por la agencia oficial Petra, indicó que los soldados pudieron destruir "varios vehículos hostiles que tomaron parte en el ataque contra la barrera".

Este atentado en la frontera se produce dos semanas después de que cinco agentes de los servicios de inteligencia de Jordania murieran en un ataque contra su oficina, situada en el campo de refugiados palestino de Al Baqaa, unos 8 kilómetros al norte de Ammán.

Jordania forma parte de la coalición militar internacional dirigida por Estados Unidos contra el grupo yihadista Estado Islámico, que ha amenazado en varias ocasiones a las autoridades jordanas. 

Jordania y Líbano son los países que mayor número de refugiados acogen procedentes de la guerra en la vecina Siria, un conflicto que se prolonga desde marzo de 2011 y que ha dejado más de 250.000 muertos, según las estimaciones de Naciones Unidas.

Más noticias de Internacional