Público
Público

La ANP llevará a Israel ante La Haya si se demuestra que Arafat fue envenenado con polonio

Los restos del líder palestino fueron exhumados ayer para investigar si realmente tenía trazos de polonio 210

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Autoridad Palestina iniciará un proceso legal contra Israel ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) en caso de que las pruebas forenses que se realizarán a los restos mortales del expresidente palestino Yasir Arafat demuestran que el exmandatario fue asesinado, según ha anunciado director del comité de investigación palestino, Tawfiq Tirawi.

'Tenemos pruebas e indicaciones de que fue asesinado, incluyendo declaraciones de líderes israelíes sobre la necesidad de deshacerse de Arafat, pero necesitamos pruebas para enviarlas al TPI', dijo. Tirawi apuntó que los procedimientos han sido llevados a cabo de acuerdo con la ley y que los forenses palestinos han sido los únicos que han tomado las muestras, entregándolas posteriormente a los tres equipos de expertos internacionales, que tardarán tres meses en publicar los resultados.

Asimismo, agregó que los procedimientos 'han sido llevados a cabo sin tener que sacar los restos mortales de su tumba', por lo que la ceremonia de entierro del cadáver ha sido cancelada. Los miembros del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) presentarán sus respetos ante la tumba tras proceder a sellarla.

La exhumación se llevó a cabo después de que el pasado mes de agosto un tribunal galo abriera una investigación sobre la muerte de Arafat a raíz de que un instituto suizo revelara que había descubierto altos niveles de polonio 210, una sustancia radiactiva, en la ropa del dirigente, lo que podría sugerir que fue envenenado.

Por otra parte, Tirawi manifestó que Arafat murió como un mártir por el establecimiento de un Estado palestino que tuviera a Jerusalén este como su capital y destacó el hecho de que su exhumación se ha llevado a cabo en la misma semana en la que la Autoridad Palestina acudirá ante la Asamblea General de Naciones Unidas para conseguir su reconocimiento como estado observador. 'Un estado palestino con Jerusalén como su capital es lo que Yasir Arafat siempre pidió, y hoy lo ha repetido desde su tumba', ha apostillado Tirawi.

Por su parte, el primer ministro de la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh --miembro del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás)-- respaldó los esfuerzos de la Autoridad Palestina para desvelar si Arafat murió asesinado. 'El caso de Arafat es de carácter nacional, ya que fue un líder revolucionario icónico del pueblo palestino', dijo.