Público
Público

Ascienden a siete las víctimas mortales por el coronavirus en Italia

Ya son más de 230 los infectados en las cinco regiones del norte de Italia afectadas por el COVID-19.

24/02/2020- Una mujer con mascarilla lee el diario 'Il Giorno' frente a la catedral de Milan (Italia). / REUTERS
Una mujer con mascarilla lee el diario 'Il Giorno' frente a la catedral de Milan (Italia). / REUTERS

AGENCIAS

El coronavirus se ha cobrado la vida ya de siete personas en Italia. Mientras, los casos de contagio ascienden a 231, la mayoría en la región de Lombardía. A última hora de este lunes, las autoridades del país informaban del primer infectado en la zona de Alto Adigio.

Durante la mañana de este lunes se comunicaron tres fallecidos en Lombardía: un octogenario que había sido ingresado el pasado jueves por un infarto en un hospital de Milán en el que se confirmó el primer caso de al enfermedad en Italia, según el diario Il Corriere della Sera; un hombre de 88 años, residente en la localidad lombarda de Caselle Lanne; y otro varón de 84 años que murió en el hospital Juan XXIII de Bérgamo.

Por la tarde se confirmaba la cuarta víctima mortal en la misma región, un hombre de 62 años que tenía "importantes problemas cardíacos y renales". A ellos, se suman los tres muertos de los pasados días.

[Sigue aquí la última hora sobre las consecuencias del Coronavirus]

Las autoridades italianas subrayan que todos los fallecidos hasta ahora eran ancianos y presentaban cuadros clínicos ya muy comprometidos

Los tres fallecidos anteriores eran una mujer que murió en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto) y una mujer de 77 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte.

Las autoridades italianas subrayan que todos los fallecidos hasta ahora eran ancianos y presentaban cuadros clínicos ya muy comprometidos por enfermedades anteriores. Mientras, los contagiados ascienden a 231, incluidos los fallecidos: 173 en Lombardía, 33 en Véneto, 18 en Emilia Romaña, tres en Piamonte, uno en Alto Adigio y los tres casos ya registrados hace varias semanas en Roma, según los últimos datos oficiales.

"Se debe prestar atención, pero digo 'no' al pánico, solo se necesita realismo y concreción. Estoy convencido de que las medidas tomadas, que llegan después de consultas con expertos, científicos y virólogos para tratar de detener la infección, son suficientes y correctas para lograr el objetivo", explicó en un comunicado el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana.

Desde el pasado domingo se ha implementado el decreto de emergencia por el que se prohíbe salir y entrar en once localidades: diez en Lombardía y una en Véneto, y que afecta a cerca de 50.000 personas. Es la llamada "zona roja" de Italia, donde se han producido los dos brotes de contagio y a la que han llegado centenares de agentes de las fuerzas del orden para vigilar las vías de acceso; la violación de este decreto supondría multas y hasta tres meses de cárcel.

Desde el pasado domingo se ha implementado el decreto de emergencia por el que se prohíbe salir y entrar en once localidades

Pero, además, durante toda esta semana se han suspendido todas las ferias, eventos, como el carnaval de Venecia, manifestaciones culturales y deportivas y cerrado museos, escuelas y universidades en las regiones de Piamonte, Lombardía, Véneto y Emilia Romaña. La ministra de Educación, Lucia Azzolina, informó en una nota de que se están estudiando las maneras de poder proseguir a distancia el curso escolar si son necesarios más días de cierre de colegios y universidades.

Permanecen abiertos los supermercados y centros comerciales, por lo que el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, llamó a la calma a sus conciudadanos después de que prácticamente se hayan visto asaltados los comercios en búsqueda de provisiones. Además de haber vaciado los estantes, sobre todo de agua, pasta y otros productos de larga conservación, prácticamente están agotados en todos los supermercados y farmacias los productos desinfectantes como la lejía y los geles de manos o toallitas húmedas, así como los guantes de látex o las mascarillas.

Italia sigue buscando al que sería el paciente cero, del que surgió el brote y las posibles conexiones entre los dos grandes focos de Lombardía y Véneto. Los medios han explicado que se ha localizado a un agricultor de 60 años del pueblo de Albettone (Vicenza), visitante frecuente de uno de los bares de Vo Euganeo en Véneto, donde se cree que se originó el segundo brote, y que había estado en Codogno.