Público
Público
Únete a nosotros

El asesino múltiple de Lieja estaba "muy preocupado" por volver a prisión

La ciudad belga trata de sobreponerse del ataque del martes, que causó cinco muertes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la tragedia, vienen los porqués de la investigación policial y de los familiares y vecinos de las víctimas. Bélgica recuperó el aliento tras el atentado con granadas y armas de fuego que el martes dejó en Lieja cinco muertos, entre ellos el autor, y más de un centenar de heridos. La investigación sobre las causas de la masacre reveló que Nordine Amrani había asesinado en su casa a una mujer de 45 años antes de encaminarse a la plaza de la tragedia, en el centro de la ciudad belga y repleta de tiendas. La autopsia determinará si fue violada, según informaron las autoridades.

Para los abogados de Amrani en Bruselas, el asesino era en sí mismo una víctima de su propia historia. 'Recuerdo un hombre muy marcado por la muerte de sus padres, huérfano de padre y madre desde muy pronto', aseguraron los letrados Amrani (sin relación familiar con su cliente) y De Quévy a la prensa belga. 'Era un chico muy inteligente y, por lo que creo, quería formar una familia', añadieron.

Sin embargo, Amrani estaba 'muy preocupado por la posibilidad de volver a prisión, creo que eso era lo que le atormentaba de verdad', señaló Jean-François Dister, otro de sus defensores, que habló con él recientemente.

El asesino, de 33 años, había sido condenado por tenencia de armas y droga, pero ya se encontraba libre a cambio de comparecer regularmente en una comisaría. El martes era uno de esos días, pero Amrani faltó a su cita. Sus abogados rechazaron, como las autoridades, cualquier conexión con el terrorismo islámico por su procedencia marroquí. '¿Un integrista? No hablaba ni una palabra de árabe y no era musulmán: decía que se sentía belga', explicaron sus letrados.

El primer ministro belga, Elio di Rupo, visitó de nuevo la ciudad de Lieja para firmar en el libro de condolencias, pero no decretó una jornada de luto nacional. Sí se celebrará un homenaje cuya fecha está aún por confirmar.

Las víctimas fueron la mujer encontrada en la casa del agresor, un bebé de 17 meses que estaba en brazos de su madre, así como dos estudiantes de 15 y 17 años. Las autoridades confirmaron que Amrani se suicidó. Una mujer de 75 años que durante horas se dio oficialmente por muerta se encuentra muy grave en un hospital de Lieja.