Público
Público

Asesino en serie "Golden State Killer": uno de los mayores asesinos en serie de EEUU admite sus crímenes

Después de cuatro décadas DeAngelo admitió su culpabilidad para evitar la pena de muerte pero el juez lo ha sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión, sin posibilidad de libertad condicional. 

El ex oficial de policía Joseph James DeAngelo Jr. asiste a una audiencia sobre crímenes atribuidos al Golden State Killer en la sala del tribunal del condado de Sacramento. REUTERS / Fred Greaves
El ex oficial de policía Joseph James DeAngelo Jr. asiste a una audiencia sobre crímenes atribuidos al Golden State Killer en la sala del tribunal del condado de Sacramento. REUTERS / Fred Greaves

público

Joseph James DeAngelo Jr, el asesino en serie y violador que cometió 50 violaciones en el norte de California a mediados de la década de 1970 y asesinó a 13 personas en el sur de California entre 1976 y 1986, ha admitido ante el juez de California este lunes los delitos por los que se le culpaban. 

DeAngelo fue detenido hace dos años acusado de ser el llamado "Golden State Killer", uno de los asesinos en serie más salvajes de los años 70. "Sí" y "lo admito" son las palabras que pudieron escuchar ayer las familias de las víctimas en un juzgado de Sacramento, unas declaraciones que han cerrado el caso tras cuatro décadas, cuando violó y asesinó a su última víctima. 

El también conocido como "el Violador del Área del Este" o el "Acosador Nocturno Original" tiene ahora 74 años y el juez lo ha sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión. 

Un asesino de película

Este asesino cometió sus crímenes entre 1976 y 1986 en diferentes zonas de California como las ciudades de Sacramento, Oakland o Santa Bárbara y el condado de Orange. Las víctimas tenían entre 13 y 41 años, según los registros oficiales del Buró Federal de Investigación (FBI). Además de los 13 asesinatos y las 50 violaciones, se cree que DeAngelo también robó en más de 120 viviendas.

Fue policía durante los años 70, por lo que pudo cometer algunos de sus crímenes mientras formaba parte de las fuerzas de seguridad. El FBI había ofrecido 50.000 dólares a quien pudiera facilitar información sobre este misterioso y sanguinario criminal como parte de una campaña en 2016 que trataba de esclarecer un caso que estuvo décadas sin ser resuelto.

Entraba en las casas de noche, despertaba a sus víctimas con una linterna, las ataba, robaba la vivienda y las violaba. Incluso a veces, con sus hijos pequeños o sus maridos al lado. La última fue una mujer de 18 años violada y asesinada en 1986. 

17 años buscando al "Asesino de Golden State"

En 2001, finalmente la Policía consiguió elaborar un perfil genético del sospechoso, pero ese ADN fue buscado durante 17 años, ya que no coincidía con ninguna base de datos policial, hasta que comenzaron a hallar familiares lejanos del sospechoso llegando finalmente en 2018 a Joseph James DeAngelo Jr., un hombre 72 años que vivía en un suburbio de Sacramente en el momento de su detención.

La principal sospecha fue que había vivido en todos los lugares donde se habían producido: Sacramento, la bahía de San Francisco y el sur de Los Ángeles y con una muestra de ADN sacada de la basura, los investigadores encontraron al asesino en serie.

La covid-19 afectó al caso

Los fiscales admitieron que la pandemia de la covid-19 ha sido un factor de presión para llegar a un acuerdo con la defensa de DeAngelo que permitiera hacer justicia cuanto antes.

DeAngelo pronunció repetidamente las palabras "culpable" y "admito" en voz baja como parte de un acuerdo de culpabilidad que le ahorrará la pena de muerte por un cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. A pesar de que DeAngelo admitió decenas de violaciones muchas de ellas no han sido juzgadas por ser demasiado antiguas. 

Aseguran que cuando fue detenido en 2018 ya admitió los delitos. El fiscal de Sacramento explicó que cuando se le enseñaron las pruebas mientras era interrogado dijo en voz baja: "Hice todas esas cosas. Destruí todas sus vidas. Así que ahora tengo que pagar el precio", y continuó para asegurar que un alter ego llamado "Jerry" lo obligó a cometer los crímenes.

A pesar de que admitiera los cargos este lunes, la sentencia no será definitiva hasta agosto.

Más noticias de Internacional