Público
Público

Assange cumple un año de asilo en la embajada ecuatoriana de Londres

El fundador del portal Wikileaks ha declarado que no abandonará la embajada ecuatoriana en Londres, aunque Suecia renuncie a su solicitud de extradición, debido al riesgo de detención y entrega a EEUU.

PÚBLICO/EFE

El fundador del portal Wikileaks, Julian Assange, ha declarado que no abandonará la embajada ecuatoriana en Londres, aunque Suecia renuncie a su solicitud de extradición, debido al riesgo de detención y entrega a EEUU. Este miércoles se cumple un año de su asilo político en esta embajada para evitar ser extraditado, por lo que Assange ha declarado a la agencia británica Press Association que sus abogados creen que EEUU tiene preparada una salida legal para conseguir que sea detenido y llevado finalmente a ese país.

El ex "hacker" teme por su vida si es entregado a EEUU después de que el portal revelase miles de cables diplomáticos con información sensible sobre la política exterior de ese país. Según sus declaraciones, no saldrá de la embajada "a menos que el Gobierno británico dé información o garantías de que me concedería un salvoconducto seguro". "Sabemos que existe una investigación en EEUU y sabemos que soy un objetivo del gran jurado federal. Hay un 99,97% de posibilidades de que me imputen formalmente", señaló el informático. Por ello, los abogados del fundador de WikiLeaks le recomiendan "no abandonar la embajada por el riesgo de detención y extradición a EEUU", según indicó.

En la entrevista, Assange criticó además la manera en la que el Gobierno del Reino Unido ha gestionado su caso al considerar que Londres no cumple con la legislación internacional en el trato a refugiados políticos. "El Gobierno (británico) alega que tiene la obligación legal de extraditarme, aunque no se me ha acusado formalmente de nada. Está obligado (...) a aceptar el traspaso de refugiados políticos al país que les concede asilo", apuntó.

Su situación podría resolverse, según opinó, "si Suecia garantizara que no me van a extraditar a EEUU o si el Gobierno británico garantizara vetar cualquier extradición a EEUU". Si bien mostró esperanzas de que se llegue a una "solución diplomática" a su caso o de que "Suecia y las autoridades de EEUU cesen en su persecución", consideró "altamente improbable que Suecia o el Gobierno británico digan públicamente que no a EEUU en este asunto".

Acusado de cometer delitos de agresión sexual, Assange asegura ser víctima de una persecución política

El 19 de junio de 2012, el informático australiano, de 41 años, entraba en la legación diplomática ecuatoriana como refugiado para impedir que las autoridades británicas le deportaran a Suecia, donde es requerido por supuestos delitos de agresión sexual. Assange, detenido en Londres en 2010, buscó refugio tras agotar todos los recursos judiciales para impedir su entrega a Suecia pues asegura ser víctima de una persecución política y que detrás de las denuncias se esconde una trama para ser entregado a EEUU.

Su arresto vino precedido de las revelaciones de WikiLeaks -puesto en marcha en diciembre de 2006- sobre actividades bochornosas de EEUU y otros países, e informaciones sobre la conducta de regímenes totalitarios. La publicación de documentos secretos sobre la guerra de Afganistán y la intervención en Iraq, filtrados por el soldado Bradley Manning, que permanece detenido, han sido los principales logros de Wikileaks. Para muchos, Assange se ha convertido en símbolo de la defensa de las libertades civiles, algo que ahora comparte con el exempleado de la CIA Edward Snowden, que ha denunciado un caso de ciberespionaje que afecta a millones de personas.

Ante la falta de avances y la negativa de Londres a concederle el salvoconducto, los Gobiernos británico y ecuatoriano han acordado crear una comisión de juristas para solucionar el caso, tras la reunión de ayer entre el ministro ecuatoriano de Exteriores, Ricardo Patiño, y su colega del Reino Unido, William Hague. Patiño, que se ha comprometido a mantener la protección a Assange, también se ha solidarizado con Snowden por haber denunciado la violación de los derechos humanos "del mundo entero". Patiño dijo a la prensa que el Gobierno ecuatoriano estaría dispuesto a estudiar una eventual solicitud de asilo de Snowden, que está oculto en Hong Kong. "Está en su derecho" de pedir asilo a cualquier país y, si lo hace a Ecuador, el Gobierno "por supuesto, razonablemente", como lo hicieron con Assange, "analizará el pedido de Snowden", afirmó el titular de la diplomacia ecuatoriana.

Más noticias de Internacional