Público
Público

Un ataque del Ejército israelí mata a ocho palestinos en Gaza

Cuatro miembros de una familia mueren por el disparo de un tanque contra una vivienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel intensificó ayer los bombardeos sobre la franja de Gaza en respuesta a los ataques de las milicias palestinas contra Israel de los últimos días, causando la muerte de ocho palestinos, incluidos cuatro miembros de una misma familia.

Los tanques israelíes dispararon contra una vivienda junto a la que varios jóvenes estaban jugando un partido de fútbol. Los obuses destruyeron la casa y mataron a cuatro varones de 11, 16, 20 y 50 años, todos ellos miembros de la familia Hilu. Esto ocurrió en el barrio Al-Tufah de la ciudad de Gaza.

Sólo unas horas después, la aviación israelí bombardeó el barrio Al-Zaytun, también de Gaza, causando la muerte de cuatro milicianos del brazo armado de la Yihad Islámica, una de las organizaciones palestinas más belicosas.

El Ejército israelí difundió ayer un comunicado en el que 'se lamentaba' de la muerte de personas 'no involucradas en combate', y atribuye toda la responsabilidad al movimiento islámico Hamás por controlar el territorio, según informó Efe. Los bombardeos israelíes se han multiplicado en los tres últimos días. Además de los muertos, las bombas han causado heridas a 38 personas, incluidas seis mujeres y 15 niños.

El número de civiles afectados indica que Israel sigue actuando según el patrón que usó en la invasión de Líbano de 2006 y en la ofensiva contra Gaza de 2009, donde la inmensa mayoría de las víctimas, tanto muertos como heridos, fueron civiles, incluidos cientos de niños.

El primer ministro palestino de Ramala, Salam Fayyad, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que intervenga y ponga fin a los ataques israelíes contra la Franja de Gaza.

La situación se ha ido deteriorando en los últimos días y los bombardeos son recíprocos, aunque los israelíes están mucho mejor armados y pueden atacar con mayor precisión. De ahí las críticas que recibe el Ejército de Israel por la continua muerte de civiles palestinos, una práctica que ya se denunció en el informe Goldstone sobre la última invasión de Gaza en enero de 2009.

El pasado miércoles, soldados israelíes mataron a dos milicianos palestinos en Gaza, que fue seguido el sábado por el lanzamiento desde la Franja de medio centenar de proyectiles de mortero contra Israel, el mayor número desde la operación Plomo Fundido, hace más de dos años. Los cohetes palestinos causaron heridas leves a dos israelíes.

Ese mismo día, disparos del Ejército provocaron la muerte a dos menores de 15 y 17 años que se encontraban cerca de la verja electrónica que rodea la franja. El lunes, los bombardeos del Ejército de Israel dejaron 19 palestinos heridos.