Público
Público

Atenas recalca queno bajará las pensiones ni subirá el IVA comole reclama el FMI

Las negociaciones entre Grecia y los acreedores en Bruselas terminan sin acuerdo

Publicidad
Media: 4
Votos: 8

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el titular de Finanzas, Yannis Varoufakis, dan un paseo por un parque de Atenas, este fin de semana. EFE

BRUSELAS/ATENAS.-  El Gobierno griego recalcó este domingo que no aceptará las reducciones de pensiones y las subidas del IVA que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI). El rechazo a las exigencias del Fondo se produce en medio de un nuevo fracaso de las negociaciones en Bruselas entre los respresentantes helenos y las instituciones acreedoras (una de ellas, el FMI, junto a la Comisión Europea y el BCE). [FOTOGALERÍA: ARTE CALLEJERO CONTRA LA TROIKA]

Fuentes gubernamentales señalaron que el Ejecutivo de Alexis Tsipras "reitera en términos muy claros" que no volverá a aceptar nuevas reducciones de las pensiones y los salarios, o aumentos, a través del IVA, de productos de primera necesidad, como la electricidad. Las citadas fuentes recalcaron que "no se aceptará ninguna medida de recesión que socave el crecimiento, el experimento duró ya lo suficiente".

Según Atenas, el FMI insiste en pedir recortes a las pensiones del 1% del producto interior bruto (PIB), lo que suma unos 1.800 millones de euros al año. Además, exige otro tanto en recaudación adicional a través del IVA. Todo esto, señalaron las fuentes, son medida que afectan a la clase trabajadora y conducen a un nuevo ciclo de recesión.

En el otro lado de la mesa negociadora, la Comisión Europea sostiene que con más esfuerzos por parte de Grecia y voluntad política de todos aún es posible un compromiso antes de fin de mes, cuando expira la segunda prolongación del rescate a Grecia.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker "ha hecho un último intento este fin de semana para hallar, a través de representantes personales y en estrecha cooperación con expertos del Ejecutivo comunitario, el BCE y el FMI, una solución con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que permitiera una evaluación positiva a tiempo para el Eurogrupo del día 18", señalaron fuentes comunitarias.

"Aunque se han logrado algunos progresos, las conversaciones no prosperaron ya que permanece una importante brecha entre los planes de las autoridades griegas y las exigencias comunes" de las tres instituciones sobre las medidas fiscales, agregaron.

Se trata de una diferencia del orden del 0,5% al 1% del PIB, equivalentes a 2.000 millones de euros, en medidas presupuestarias permanentes sobre una base anual, de acuerdo con las fuentes. Además, las instituciones acreedoras (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) consideran que "las propuestas griegas siguen siendo incompletas".

Agregó que, "sobre esta base, más discusiones deberán tener ahora lugar en el Eurogrupo", el foro informal que reúne a los ministros de Finanzas y de Economía de la eurozona.

Pese a que ese último intento de Juncker no ha conseguido acercar las posturas lo suficiente para hallar un acuerdo este fin de semana, el presidente de la CE "sigue convencido de que, con unos esfuerzos reformistas más fuertes del lado griego y una voluntad política de todas las partes, se puede todavía encontrar una solución antes de fin de mes", agregaron las fuentes.

Un hombre camina por la Bolsa de Atenas, cuyos paneles muestran los indicadores del mercado en rojo. REUTERS/Alkis Konstantinidis

Ninguna de las partes pone en duda la urgencia de un acuerdo, puesto que Grecia debe pagar 1.600 millones de euros al FMI a finales de mes o, de lo contrario, caerá en suspensión de pagos, lo que pondría en grave riesgo su futuro como miembro de la zona euro.

El diario alemán Frankfurt Allgemeine Sonntagszeitung publica que  Juncker advirtió al primer ministro Alexis Tsipras sobre el peligro de una salida de la zona euro o Grexit cuando se reunieron en Bruselas esta semana.

Fuentes de Bruselas aseguran que Tsipras ha pedido una quita significativa de la deuda helena a cambio de nuevas medidas de ajuste

Cuando entregó instrucciones a su equipo negociador antes de que viajara a Bruselas, Tsipras dijo que podría aceptar compromisos de austeridad exigidos por sus acreedores, pero indicó que a cambio requeriría una quita significativa de la enorme deuda de Grecia. Atenas afronta problemas inmediatos para pagar por créditos durante el verano boreal con dinero que no tiene, ya que desde mediados del año pasado la Unión Europea y el FMI tienen congelados los fondos por 240.000 millones de euros de los programas de rescate griegos.

Además del préstamo del FMI, Atenas deberá devolver 6.700 millones de euros cuando venzan en julio y agosto sus bonos soberanos en manos del Banco Central Europeo (BCE).

Grecia ya se benefició de una quita de deuda significativa a manos de inversores privados en 2012. Pero cualquier acuerdo que implique una nueva condonación de créditos públicos posiblemente generará indignación entre los contribuyentes europeos, especialmente de los alemanes, que han financiado buena parte de los programas de rescate.r Marion Giraldo)