Público
Público

El aumento de precios de los alimentos amenaza los programas contra el hambre de la ONU

El Programa Mundial de Alimentos necesita al menos 500 millones de dólares más de lo estimado en el presupuesto de 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El aumento de los precios de los alimentos, provocado por la producción de combustibles y el efecto del cambio climático en las cosechas, entre otros factores, constituye un 'nuevo desafío' para la lucha contra el hambre en el mundo, según alertó hoy la directora del Programa Mundial de Alimentos (PAM) de Naciones Unidas, Josette Sheeran.

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de Naciones Unidas necesita al menos 500 millones de dólares más de lo estimado en el presupuesto de 2007 para desarrollar sus proyectos este año y evitar tener que reducir la asistencia a la población que sufre falta de alimentos.

'Hoy le pedimos a la comunidad internacional que nos ayude a cubrir esta diferencia', explica la directora, ya que 'si no encontramos fondos adicionales tendremos que reducir las raciones o ayudar a menos personas'.

Comida para 53 días 

La organización dispone actualmente de reservas alimenticias para 53 días, un mínimo histórico y una reducción a la mitad en relación a 2000 (116 días).

Las reservas están disminuyendo a pesar de que la productividad aumente; 'desde hace tres años, consumimos más de lo que producimos, esencialmente por la producción de estos combustibles biológicos', explica Sheeran. El cambio climático, el crecimiento de India y China y los máximos históricos alcanzados por el precio del barril de crudo son otros importantes factores.

Según explicó hoy Sheeran en la sede del organismo internacional en Bruselas, en torno al 90% de la asistencia alimentaria del PAM proviene de 'mercados abiertos', lo que significa que 'se ve afectada directamente por la subida de los precios'.

En junio de 2007, el programa estimó un presupuesto de 2.900 millones de dólares para alcanzar en 2008 los mismos objetivos logrados ese año. Sin embargo, con los precios actuales de los alimentos, el presupuesto ha sido revisado y sólo en lo que respecta al abastecimiento de alimentos y combustible ha aumentado en un 40%.

'Desde junio, los precios de la alimentación han aumentado un 40%, por lo que podemos comprar 40% menos de comida', indica Sheeran.

Así las cosas, la representante de Naciones Unidas advirtió de que son necesarias 'soluciones a largo plazo' para hacer frente a esta situación, ya que 'quizá estemos en una era en la que veremos continuos aumentos de los precios', y abogó por emprender estudios sobre la importancia del impacto de los precios.