Público
Público
Únete a nosotros

Corrupción política Austria adelanta las elecciones tras dimitir su socio ultra por un caso de corrupción

Strache prometió a una magnate rusa contratos públicos a cambio de donaciones millonarias para su partido, el FPÖ. El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, aboga por celebrar los comicios a principios de septiembre

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3

Heinz-Christian Strache, vicecanciller austríaco. /  REUTERS

Austria celebrará elecciones anticipadas después del verano tras romperse este sábado la coalición de conservadores y ultranacionalistas que subió hace un año y medio al poder, anunció el canciller federal, Sebastian Kurz. El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, abogó este domingo por celebrar elecciones a principios de septiembre.

"Dados los plazos establecidos por la Constitución, abogo por elecciones en septiembre, si es posible a principios de septiembre", declaró Van der Bellen en una breve comparecencia ante la prensa en la sede presidencial junto al canciller federal, Sebastian Kurz.

El jefe del Estado y el del Gobierno mantuvieron antes una reunión para tratar sobre los próximos pasos a dar tras la crisis desatada en la república alpina el viernes por la publicación de un vídeo comprometedor para el vicecanciller y líder de los ultras, Heinz-Christian Strache, quien dimitió ayer.

"He perdido la confianza en parte del Gobierno", dijo Van der Bellen tras reiterar su visión manifestada ya en la noche del sábado, de que lo ocurrido no refleja lo que "es Austria" y el país no se lo merece. 

"He propuesto al presidente de la República convocar elecciones anticipadas lo más pronto posible", dijo Kurz en rueda de prensa después de que el vicecanciller y ahora líder del partido liberal FPÖ dimitiera en medio de una escándalo por un vídeo en el que acepta cometer actos de corrupción.

Kurz, jefe del democristiano ÖVP, justificó su decisión de aliarse con el ultraderechista y euroescéptico FPÖ de Heinz-Christian Strache tras ganar las legislativas de octubre de 2017 porque esa formación, dijo, "fue la única dispuesta" a llevar adelante los cambios que él había prometido en la campaña electoral.

El canciller, si bien agradeció a todos los ministros, incluidos los del FPÖ, el trabajo realizado en el último año y medio, admitió que "no siempre le fue fácil" la cooperación.

Afirmó que para lograr el éxito de su programa, tuvo que "aguantar mucho en los últimos dos años, desde el 'poema de las ratas' (en alusión al escándalo causado por un texto escrito por un funcionario del FPÖ que comparaba a las ratas con los inmigrantes) a la cercanía (de los ultranacionalistas) a grupos de extrema derecha, hasta casos aislados, uno detrás de otro".

"Aunque no siempre lo haya dicho públicamente, se han dado situaciones que me han resultado muy difícil de tragar. Pero por la continuación del trabajo no he acabado con la coalición a la primera", insistió. "Pero tras el vídeo de ayer tengo que decir: basta ya", manifestó el joven canciller, de 32 años de edad.

"Lo que se dice allí sobre mí, desde insultos, acusaciones y calumnias, es algo secundario. Lo problemático y grave son las ideas de abuso de poder, del manejo del dinero público, y por supuesto la forma de entender los medios de comunicación en nuestro país", dijo. 

Kurz se refirió así a al vídeo filmado con cámaras ocultas en 2017 en una finca de Ibiza y publicado por dos medios alemanes este viernes y en el que se ve y escucha a Strache ofreciendo a una supuesta sobrina de un oligarca ruso contratos y favores a cambio de ayuda financiera para su partido.

El líder ultraderechista intenta también convencerla de adquirir un paquete accionarial del diario más influyente de Austria para forzar que apoye la subida al poder del FPÖ y muestra su aspiración a controlar y manipular la prensa. Según destacó hoy Kurz, el partido FPÖ ha dañado el trabajo de la coalición y la imagen del país en el exterior.

Strache atribuyó la filmación y difusión de las imágenes a "una campaña de desinformación sucia", por la que cayó en una trampa tendida por "agentes provocadores" cuando fue invitado a una cena en una villa que había sido previamente preparada con escuchas y vídeos.

Si bien reconoció que se comportó "como un adolescente", con la "lengua floja" por el alcohol y cometió así un "error" y una "idiotez", aseguró que no ha hecho nada ilegal, que "no fluyeron donaciones" y que dará los pasos necesarios para llevar ante la justicia a quienes grabaron su encuentro privado.

Poco después de la declaración del político ultranacionalista, también el jefe del grupo parlamentario del FPÖ, Johann Gudenus, que aparece en el vídeo junto a Strache traduciendo del ruso, anunció que también se retiraba de todos los cargos políticos.