Público
Público

Bank of America se prepara para la próxima filtración de Wikileaks

La entidad está estudiando las posibles responsabilidades legales en las que podría incurrir de publicarse datos confidenciales de clientes

PUBLICO.ES

Todo apunta a que el primer banco de Estados Unidos, Bank of America,  será objeto de las próximas revelaciones de Wikileaks. El sitio, que recientemente filtró más de 250.000 documentos de la red de comunicaciones diplomáticas de EEUU, puede tener en su poder el disco duro de uno de los ejecutivos de la entidad bancaria, según reveló Julian Assange, el fundador de la web, hace un año.

El pasado noviembre, en una entrevista a la revista Forbes, Assange manifestó su intención de hacer públicas las informaciones que posee y que podrían revelar "un ecosistema de corrupción" dentro del principal banco estadounidense. 

Para contrarrestar los daños que pudiera ocasionar la última filtración anunciada de Wikileaks, Bank of America ha tomado medidas y ha dispuesto un equipo de entre 15 y 20 personas que ya está trabajando en una investigación interna, liderados por el máximo responsable de gestión de riesgos de la entidad, Bruce Thompson, según ha informado The New York Times.

Los documentos pudieron filtrarse cuando se hicieron las investigaciones previas a la adquisición de Merrill Lynch

Todos ellos se encuentran rastreando cualquier indicio que pruebe que sus sistemas hayan estado en peligro, como la desaparición de algún equipo informático, y revisando miles de documentos. 

"Si algo ocurre, queremos estar listos. Queremos conocer nuestras opciones antes de que algo salte, más que tener que decidir sobre la marcha", apuntó al The New York Times uno de los directivos bajo anonimato.

Según detalla el diario, por el momento la investigación no ha dado con pruebas que sustenten la versión de Assange de que WikiLeaks posee el disco duro de cinco gigas de un directivo de una entidad bancaria con valiosa información.

Según el diario neoyorquino, el equipo trabaja con la hipótesis de que, en el caso de que Assange disponga de documentos internos de Bank of America, éstos podrían haber salido de "las montañas de materiales" que el banco entregó a la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC) y a la oficina del fiscal general de Nueva York.

Se trataría así de documentos que fueron entregados a las autoridades para las investigaciones que se llevaron a cabo sobre su adquisición de Merrill Lynch.

Además del equipo de directivos de los departamentos de finanzas, tecnología, cuestiones legales o comunicaciones, el banco ha solicitado los servicios de la consultora Booz Allen Hamilton, para incrementar la eficacia de la investigación.

Según informa el mismo diario, numerosos abogados de prestigio han explicado a los responsables de Bank of America los problemas legales en los que podrían incurrir de publicarse datos confidenciales de sus clientes.

Más noticias de Internacional