Público
Público

Un banquero suizo filtra a Assange datos de cuentas secretas

Se trata de dos discos compactos con información de 2.000 políticos, personalidades y famosos sospechosos de evasión fiscal

PUBLICO.ES/EFE

Julian Assange, el fundador de la organización que ha revelado miles de documentos secretos de la diplomacia estadounidense, vuelve a la carga con nuevos datos proporcionados por un banquero suizo con remordimientos de conciencia.

En una rueda de prensa en Londres y delante de los periodistas asistentes, Rudolf Elmer, que será juzgado próximamente en Suiza por el robo de informaciones bancarias, entregó dos discos compactos con datos de las cuentas bancarias de 2.000 personalidades y famosos sospechosas de evasión fiscal. Los nombres de los titulares de las cuentas, según informó el propio Julian Assange, serán colgados en dos semanas en la página web de Wikileaks, una vez verificada toda la documentación. Se mostró partidario además de facilitar parte de los datos a la oficina contra el fraude en el Reino Unido.

Aunque no quiso dar nombres, Elmer afirmó que el material contiene información de unos cuarenta políticos y que los sospechosos de evasión proceden de "todas partes" del mundo.

Los nombres de los sospechosos serán publicados por Wikileaks en 15 días

"Estoy en contra del sistema. Sé como funciona el sistema y conozco el día a día del negocio. Desde ese punto de vista, quería hacer saber a la sociedad lo que yo sé", dijo el ex ejecutivo del Julios Baer Bank, uno de los principales bancos de Suiza, que fue despedido en 2002 después de trabajar ocho años como jefe de operaciones de la institución en las islas Caimán.

Este banquero altruista aseguró filtrar la información para educar a la sociedad. "Yo creo como banquero que tengo el derecho de plantarme si hay algo que está mal", resaltó.

Entre los titulares de las cuentas hay 40 políticos de todo el mundo

Está claro que Elmer es un "denunciante de buena fe", por lo que "tengo el deber de apoyarle en esto", agregó Assange, actualmente en libertad condicional a raíz de su proceso de extradición a Suecia por los supuestos delitos de agresión sexual.

"Ha venido luchando en este caso durante cinco años para, de una forma u otra, llamar la atención sobre estos datos. "Tiene algo muy importante que decir sobre esto", afirmó el periodista, que dijo que su organización apenas ha divulgado un 2,3% de los 250.000 cables diplomáticos de EEUU, pero que trabaja para divulgar más material.

Más noticias de Internacional