Público
Público

Blackwater mató injustificadamente a 14 iraquíes según el FBI

PÚBLICO.ES

Miembros de la compañía privada de seguridad estadounidense Blackwater dispararon injustificadamente al menos contra 14 de los 17 civiles que se encontraban en la plaza bagdadí Al Nasur el 16 de septiembre del año pasado, según una investigación del FBI cuyos resultados publica hoy The New York Times.

La investigación del FBI aún no ha concluido, pero sus hallazgos indican que los empleados de la compañía usaron sus armas de fuego de forma imprudente, y sus informes ya están siendo examinados por el Departamento de Justicia.

Según el diario no hay evidencias que apoyen las afirmaciones de los empleados de Blackwater de que respondieron al fuego de civiles iraquíes. Entre los muertos se encuentran Ahmed Haithem Ahmed y su madre Mohassin, médica de profesión, quienes se desplazaban en su coche, un Kia blanco, cuando el convoy de Blackwater detuvo el tráfico en la plaza Al Nasur y abrió fuego contra ellos y otros viandantes causando 17 muertos y 27 heridos.

Sólo tres de las 17 muertes ocurridas en la plaza Al Nasur de Bagdad pueden justificarse como una respuesta a una inminente amenaza en virtud de las leyes sobre el uso de la fuerza letal para las compañías privadas de seguridad en EEUU.

Este incidente provocó gran conmoción entre la población y las autoridades de Irak y a raíz de ese tiroteo el Gobierno ratificó una propuesta de ley para retirar la inmunidad a todas las agencias de seguridad extranjeras que actúan en el país e introducir nuevos requisitos.

Según The New York Times, el FBI ha concluido que algunos de los cinco guardas de Blackwater que se encontraban aquel día en la plaza abrieron fuego y que la investigación se centra en particular en uno de ellos, porque fue responsable de muchas muertes.

El mes pasado, las familias de algunos iraquíes que murieron en el incidente demandaron a la compañía Blackwater por considerar que violaron la ley y fomentan una cultura "de anarquía legal" entre sus empleados. En esa demanda, presentada ante un Tribunal de Distrito de Washington, se destaca que los hechos del pasado 16 de septiembre fueron un "asesinato sin sentido".

Más noticias de Internacional