Público
Público

Brexit May no cederá ante las presiones por un segundo referéndum sobre el Brexit

"Queremos irnos con un buen acuerdo y tenemos confianza en que podemos alcanzarlo", ha dicho la política.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

La primera ministra británica, Theresa May. EFE/Nic Bothnma

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró este jueves que no cederá ante aquellos que piden la celebración de un segundo referéndum sobre el "brexit" porque supondría una "traición" a la democracia.

En un artículo publicado este domingo en el Sunday Telegraph, la conservadora reafirmó su posición en este extremo, contraria a que el Reino Unido vuelva a ser llamado a las urnas en caso de no alcanzar un acuerdo de salida con la Unión Europea (UE) o someter a votación los términos del mismo.

Posibilidades que han ido cobrando fuerza en los últimos meses y que defienden campañas como 'The People's Vote', que quiere que diputados y activistas presenten una moción en la conferencia anual del Partido Laborista, que se celebrará este mes, para solicitar que la formación apoye oficialmente una nueva consulta.

"Queremos irnos con un buen acuerdo y tenemos confianza en que podemos alcanzarlo"

Además, la primera ministra sostuvo hoy que no claudicará ante la UE si Bruselas trata de forzar la introducción de modificaciones en su plan para el "brexit" que no vayan en el "interés nacional".

May defendió su estrategia de salida, conocida como plan de Chequers, y opinó que desde que éste fue presentado el pasado mes de julio se ha producido un "progreso real" en las negociaciones con los 27.

La "premier" reconoció que los meses venideros son "cruciales" para "modelar el futuro" del Reino Unido, pero declaró que tiene "clara" su misión de satisfacer "la democrática decisión del pueblo británico" de abandonar el bloque comunitario.

"Queremos irnos con un buen acuerdo y tenemos confianza en que podemos alcanzarlo", reiteró la política, que culminó esta semana su primera gira africana, antes de retomar la actividad parlamentaria el próximo martes.

Con todo, el Gobierno británico se prepara también para un eventual escenario sin acuerdo y el mes pasado divulgó más de una veintena de documentos técnicos sobre los problemas que puede afrontar el país si no hay pacto con la UE.