Público
Público

Bush defiende la guerra de Irak a capa y espada

El presidente de EEUU alega que los éxitos en Irak son "irrefutables". La cifra de soldados muertos se acerca a 4.000

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ante doscientos funcionarios del Pentágono, el presidente estadounidense, George Bush, aseguró ayer que “los éxitos en Irak son irrefutables” y advirtió al candidato que le sucederá en noviembre de que no se precipite en sacar a las tropas del país. “Una rápida retirada”, advirtió Bush haciendo una clara alusión a los programas de los dos contendientes demócratas, pondría en peligro “los logros tan duramente conseguidos”.

En estos cinco años de batalla”, empezó diciendo el presidente, “entiendo que haya habido un debate sobre si valió la pena luchar, si vale la pena ganar y si podemos ganar. Para mí, la respuesta es muy clara: derrocar a Sadam Husein fue la decisión acertada, y en esta lucha América puede y debe ganar”.

Como única concesión, Bush admitió que la guerra había sido “más dura y más costosa” de lo previsto y anunció a los estadounidenses y a los que optan por su puesto que no replegará más tropas. “Sabemos por experiencia lo que pasa cuando retiramos nuestras fuerzas demasiado rápido: los terroristas y los extremistas llenan el vacío, establecen sus bases, y propagan el caos y las matanzas”, dijo en sus declaraciones más optimistas sobre el conflicto en estos últimos meses. EEUU tiene 158.000 soldados estacionados en Irak, que se quedarán en 140.000 este verano.

Es probable que el presidente apruebe en abril las recomendaciones del general David Petraeus y suspenda de momento nuevas reducciones de tropas. 'Irak se ha convertido en el lugar donde árabes y estadounidenses han unido sus fuerzas para echar a Al Qaeda”, aseguró el presidente. Y añadió que la “liberación” del país “fue brillantemente ejecutada y se estudiará en los años venideros”.  

De momento, se estudia en las primarias. El candidato demócrata, Barack Obama, que ha hecho de su oposición a la guerra uno de los pilares de su campaña, aseguró en Carolina del Norte (que votará el 6 de mayo) que Bush “antepuso la ideología al pragmatismo” en su decisión de invadir Irak. “Muy pocos políticos en Washington se toman el tiempo de leer los informes de los servicios de inteligencia. En su lugar, prefieren leer sondeos”. 

El pasado martes, Hillary Clinton, en un encuentro con jóvenes veteranos, arremetió de nuevo contra la decisión del Gobierno de Bush de ir a la guerra, que ella respaldó en su momento. “La lección de este conflicto es que no se pueden mandar tropas a menos que estés preparado a llegar hasta el final y tener éxito”.

 

Críticas al Gobierno iraquí

También criticó al Gobierno iraquí por no haber podido establecer un sistema político estable. “¿Esto quiere decir que tendremos que quedarnos durante 10, 30 ó 59 años? Y si al final no lo consiguen, seguiremos planteándonos las mismas preguntas”.

 Tanto Obama como Clinton proponen retirar los soldados de Irak en unos cuantos meses. El tema navega por las primarias, compitiendo en el primer puesto de las preocupaciones de los estadounidenses con la recesión económica. “Ahora que entramos en el sexto año de la guerra, los estadounidenses se preguntan cuánto tiempo más nuestra nación deberá sacrificar su seguridad por el bien de un Gobierno iraquí que no puede o no sabe construir su futuro”, afirmó la presidenta de la Cámara de Representantes y jefa de la mayoría demócrata, Nancy Pelosi.