Público
Público

La Caída de Afganistán El caos se apodera del aeropuerto de Kabul, un lugar "seguro" para los españoles atrapados allí según Interior

Durante la pasada madrugada y la mañana, las agencias de información y, sobre todo, personas con el móvil en la mano, han publicado imágenes de nerviosismo, desesperación y caos. Quedan aún en el país varios españoles y decenas de traductores y colaboradores que España quiere acoger. Al menos seis personas han muerto tratando de montar en un avión.

Caos en el Aeropuerto de Kabul tras la victoria de los talibán.
Caos en el Aeropuerto de Kabul tras la victoria de los talibán. TW. @AuroraIntel

El aeropuerto de Kabul, la capital afgana que ya ha caído en manos de los talibán tras una guerra civil relámpago, es un hervidero de ciudadanos desesperados por abandonar el país.

Las imágenes de las instalaciones, plataformas y pistas muestran el pánico de las masas y su desesperado intento por huir. Al menos seis personas han muerto en el intento de montarse a un avión para huir, según informa Efe.

En ese contexto, el personal de la embajada de España en Afganistán, los policías encargados de su seguridad y los otros españoles que quedan en el país asiático se encuentran en el aeropuerto de Kabul a la espera de que puedan ser repatriados tras la toma del poder por parte de los talibanes.

El Gobierno también va a evacuar a los afganos y sus familias que colaboraron con las Fuerzas Armadas españolas durante los años que duró la misión militar, por lo que son varios centenares de personas los que esperan formar parte del operativo de socorro. Se espera que en las próximas horas salgan desde la base aérea de Zaragoza rumbo a Dubái (Emiratos Árabes Unidos) los dos aviones militares A400 que van a participar en la primera fase de la repatriación.

Algunos de los traductores afganos no han podido llegar al aeropuerto de Kabul debido al caos en el que se encuentra esta instalación ante la multitud congregada para intentar escapar del país y a los controles que los talibanes ya han desplegado en la ciudad. Por ello, han pedido al personal diplomático español que les ayude a poder llegar al aeródromo ante el temor de que puedan morir a manos de los insurgentes afganos si son descubiertos.

Durante la pasada madrugada y la mañana de este lunes, las agencias de información y, sobre todo, personas con el móvil en la mano, han estado publicando imágenes de nerviosismo, desesperación y caos.

Estas imágenes contradicen las afirmaciones del ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, que aseguraba en la cadena SER que el aeropuerto es "seguro para nuestros compatriotas" a primera hora de la mañana, mientras que el Gobierno está trabajando para el retorno de todos ellos "a la mayor brevedad posible".

La angustia por la llegada de los talibán y la previsible instauración de su régimen represor angustia a personas que, fuera del país, alertan del peligro que corren familiares y amigos en la república islámica.

Con los vuelos comerciales cancelados, las últimas unidades del ejército tratan de hacer lo que pueden para permitir el despegue de aeronaves militares de evacuación. Incluso han llegado a utilizarse helicópteros Apache para echar a la gente de las pistas del aeropuerto.

No obstante, se han extendido las imágenes de los aviones militares estadounidenses despegando sin comprobar si alguien seguía aferrado a la cubierta del tren de aterrizaje. En algunos casos, los testigos presentes aseguran que algunas de esas personas se han estrellado contra el suelo durante el despegue.

Más noticias de Internacional