Público
Público

California da un paso hacia la legalización de la marihuana

Un comité parlamentario dio el visto bueno a una iniciativa de ley que persigue convertirla en un bien de consumo, como el alcohol y el tabaco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la aprobación ayer del uso de la marihuana con fines terapéuticos en el estado de New Jersey, un comité parlamentario californiano dio el visto bueno hoy a una iniciativa de ley que persigue legalizar en ese estado la comercialización de la marihuana, que de esta forma pasaría a ser un bien de consumo como el alcohol y el tabaco.

Se trata de un primer paso hacia un posible debate y votación en el Congreso de California, donde la propuesta, conocida como AB390, llegaría después de someterse al escrutinio del Comité de Salud de la Cámara Baja.

La iniciativa legal se puso en marcha hoy con su aprobación en el seno del Comité de Seguridad Pública del Congreso, donde salió adelante con los votos de cuatro de sus siete miembros con el argumento de que la legalización de la marihuana supondría una importante fuente de ingresos para las arcas estatales.

De progresar, la AB390 autorizará a las personas mayores de 21 años, edad legal para comprar tabaco y alcohol, la posesión, venta y cultivo de marihuana bajo una tasa de 50 dólares por cada 30 gramos de esta droga, lo que se estima produciría un incremento de la recaudación pública de alrededor de 1.300 millones de dólares anuales.

'La forma en la que existe (la marihuana) ahora es más dañina para la juventud. Los traficantes no piden la identificación. Necesitamos regular algo caótico', explicó el legislador estatal demócrata Tom Ammiano, uno de los que dio su voto favorable hoy.

Esta afirmación chocó con la postura de su colega republicano Danny Gilmore quien insistió en el dolor que causará la legalización de la sustancia.

También en contra se posicionaron varios responsables de las fuerzas de seguridad californianas que vaticinaron un incremento de la delincuencia si finalmente sale adelante esta ley.

Ammiano defendió la necesidad de que se abra un debate político sobre la legalización de la marihuana.

Desde 1996, la marihuana se dispensa legalmente en California bajo prescripción médica si bien desde entonces han proliferado los locales que distribuyen de forma autorizada esta droga y cursan licencias para el consumo por motivos de salud.

Según el Departamento de Justicia de EE.UU. el asumir que el uso de marihuana en California se restringe a pacientes graves es algo 'engañoso', según se recoge en su web donde se muestra que casi el 40% de los consumidores legales alegan padecer 'desórdenes de humor' u otros problemas similares, el mismo porcentaje que los que emplean la sustancia para tratarse de 'dolóres crónicos'.