Público
Público

Cárcel para la represión

El fiscal pide un total de 76 años de reclusión para los 44 imputados por los malos tratos a los detenidos durante la cumbre del G8 de Génova de 2001

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los fiscales pidieron hoy 76 años de reclusión para los 44 imputados, agentes de las fuerzas del orden y médicos, acusados de malos tratos a los detenidos en el centro de Bolzaneto, a las afueras de Génova (noroeste de Italia), durante la cumbre del G8 celebrada en esa ciudad en julio de 2001.

En total, estaban acusadas 45 personas, pero los fiscales del caso pidieron la absolución para el inspector de policía Giuseppe Fornasiere.

La petición de pena más dura, 5 años, 8 meses y 5 días de cárcel, recayó en Antonio Biagio Gugliotta, inspector de policía penitenciaria y responsable de la seguridad de la comisaría de Bolzaneto en aquellos días.

Gugliotta está acusado de no haber impedido la conducta del resto de los agentes, así como también de golpear a los manifestantes que habían sido detenidos durante los interrogatorios.

Interrogatorios inhumanos y degradantes 

Los fiscales han pedido también la condena a entre 3 y 2 años de cárcel para cinco médicos con la acusación de abuso de poder y omisión de parte médico.

Según la acusación, en la comisaria de Bolzaneto se produjeron al menos cuatro de las cinco técnicas de interrogatorio que, según el Tribunal Europeo, están consideradas 'inhumanas y degradantes'.

Entre los 44 acusados, personal de la Policía Penitenciaria, Policía del Estado y Carabineros (Policía militarizada), también se encuentra Alessandro Perugini, ex número dos del departamento especial de la policía (DIGOS) para quien la fiscalía ha pedido 3 años y 6 meses de reclusión.

La reunión del G8 (los siete países más industrializados y Rusia) de Génova estuvo marcada por numerosos enfrentamientos entre los manifestantes antiglobalización y las fuerzas de seguridad.

Durante los incidentes murió el activista italiano Carlo Giuliani, de 23 años, por disparos de la Policía, mientras que numerosos manifestantes y agentes resultaron heridos en una oleada de violencia que provocó además cuantiosos daños materiales en la ciudad.

El juicio a los agentes de Bolzaneto es el segundo relacionado con la violencia registrada durante la reunión del G8, ya que en Milán se está celebrando el proceso a 28 policías que intervinieron en una violenta redada nocturna en la escuela 'Díaz' de Génova, donde pernoctaban algunos manifestantes.

Por otra parte, el pasado 14 de diciembre, un tribunal de Génova condenó en primera instancia a penas de entre cinco meses y once años de reclusión a 24 italianos acusados de los destrozos durante esta cumbre internacional.